La Federación Industrial de Santa Fe organizó una jornada para discutir políticas de formación para jóvenes

Provincia & Región 07 de noviembre de 2022 Por ABC Noticias | Redacción
La recuperación del empleo registrado, la necesidad de profundizar las políticas de capacitación para jóvenes y de articular el trabajo entre el Estado y sector privado fueron los ejes centrales.
FISFE INDUSTRIA JORNADA
El ministro Pusineri participó de la jornada “El futuro del talento en la industria” llevada adelante por FISFE.

La provincia de Santa Fe, a través del ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Juan Manuel Pusineri, participó del acto de apertura de la jornada “El futuro del talento en la industria” llevada adelante por la Federación Industrial de la provincia de Santa Fe (FISFE) en las instalaciones del Instituto ITEC “El Molino” de la ciudad de Esperanza.

Con el objeto de generar un espacio de discusión acerca de los desafíos y oportunidades para la gestión y formación del talento en la industria de la provincia de Santa Fe, la actividad contó con la participación de especialistas en la gestión del talento, autoridades provinciales del sector educativo y del trabajo e industrias de la provincia que compartieron sus experiencias.

En la oportunidad, Pusineri trazó un panorama de las políticas del gobernador de Omar Perotti en esta materia: “Haciendo honor a un trabajo que venimos realizando desde hace tres años, en un contexto macro complicado y con las dificultades que todos sabemos que atraviesas nuestro país, podemos decir que en el sector industrial tenemos resultados positivos y desafíos importantes por delante”.

“Hacia el 2019 la industria atravesaba un momento difícil, complicado, con pérdida de empleo y de actividad. Hubo también una situación de vinculación con el mundo que no tendía a proteger lo nuestro, nuestra actividad, talento, trabajo. A esto se sumó la pandemia y hacia mediados de 2020 la provincia de Santa Fe había perdido 40.000 empleos registrados formales, un dato no menor que surgía de las mediciones de junio/julio de ese año”, añadió Pusineri.

Luego, el ministro destacó que “la vitalidad de la industria hizo que por entonces se pusieran en marcha en el mes de mayo los protocolos sanitarios que permitieron volver a la actividad. A eso se le fue sumando los testeos y la campaña de vacunación. Y esto sumado a la vitalidad de la industria, a una manera más inteligente de relacionarnos con el mundo, a una situación en la que se apostó por tener tarifas más razonables de las que habíamos visto años atrás, se apostó también a brindar herramientas que permitieran el financiamiento de la actividad fue determinando un crecimiento paulatino de la actividad industrial. Mes a mes los registros fueron siendo positivos con dos grandes motores: uno de ellos claramente fue la industria de la provincia de Santa Fe, que es una de las mayores generadoras de divisas para la Argentina. Y esto fue repercutiendo en los datos de empleo. Llegamos a la última medición que se produjo en julio de este año con alrededor de 514.000 empleos privados registrados, que es un dato que no veíamos desde los años 2016 ó 2017, es decir los años previos a aquella crisis que terminó en el endeudamiento con el Fondo Monetario Internacional”, añadió.

Más adelante, Pusineri puso foco en los desafíos que nuestro país tiene por delante: “que las variables macro se vayan acomodando, que podamos ir percibiendo una paulatina reducción de los índices de inflación, porque eso nos va a permitir ir recuperando poder adquisitivo para los salarios. Hoy tenemos los salarios de los trabajadores registrados con un poder adquisitivo que oscila entre un 15 y un 20% menos de lo que era el salario real en el año 2015. Y en el sector informal tenemos una caída importantísima del poder adquisitivo del salario. Sabemos que en la negociación colectiva hay un instrumento eficaz para preservar el poder adquisitivo y poder preservar el funcionamiento de las empresas, pero necesitamos imperiosamente que los índices de inflación empiecen a ceder y empiecen a ser más razonables para toda la Argentina”, subrayó.

“Otros desafíos tienen que ver con la calidad del empleo. Hoy tenemos entre un 35% y un 37% de acuerdo a la última medición del INDEC de empleo no registrado. Y allí tenemos un trabajo importantísimo por hacer, que puede realizarse a partir de las inspecciones y fiscalizaciones, pero también tienen que ver con trabajar en conjunto con los programas del ministerio, con poner sobre la mesa los esquemas de capacitaciones como los estamos llevando adelante, en definitiva con poner lo mejor de la articulación entre las empresas y el Estado para ir reduciendo los índices de informalidad, que afectan al trabajador pero también a la empresa: porque al lado de una empresa que contrata en negro hay otra que compite con ella y contrata en blanco. Esto es un desafío para los trabajadores, para las empresas y para la comunidad en general”, remarcó Pusineri.

Asimismo, Pusineri hizo hincapié en la necesidad de “profundizar ese trabajo que hacemos entre el mundo del trabajo, la educación y las empresas. Tenemos en marcha -y queremos extender- los convenios con universidades, con escuelas secundarias con terminalidad técnica para aprovechar las herramientas que tiene el estado y vincularlos con el sector privado. Tenemos que seguir profundizando todo el esquema de capacitación que es importantísimo, en un escenario donde el sector privado nos está diciendo que muchos jóvenes no tienen saberes incorporados. Por eso es que tenemos que trabajar de manera conjunta, porque son las empresas las que saben cuáles son las demandas y quienes van a aportar algo vital al proceso, como son los capacitadores. Y estamos hablando no sólo de capacitaciones tradicionales, sino también de todo el mundo de la tecnología, de la conectividad”.

Por otro lado, el ministro se refirió a la necesidad de transformar los planes sociales en trabajo genuino: “Allí también tenemos una tarea importante. Lo venimos haciendo por sectores, con cada actividad privada. Pero necesitamos un compromiso para poder continuar en esta línea, incorporando a estas personas al mundo de la actividad productiva”.

Finalmente, Pusineri se refirió al desafío en materia de equidad de género: “Hoy los jóvenes y las mujeres son los que presentan mayores dificultades de empleabilidad, pero representan al mismo tiempo un potencial enorme, lo que también requiere que trabajemos de manera conjunta entre el estado y las empresas para aprovechar este talento”, finalizó.

Por su parte, el presidente de FISFE, Víctor Sarmiento, agradeció la presencia de funcionarios provinciales y municipales, empresarios industriales, y de autoridades educativas universitarias y de escuelas técnicas: “siempre hablamos de integrarnos, de trabajar en conjunto con el Estado y con el sector privado y hoy esto se pudo lograr por el convencimiento que tiene nuestra federación de apostar fuertemente y estar un paso delante de todo lo que se va a venir en materia de formación tecnológica y qué talento va a estar requiriendo el sector industrial”, manifestó el dirigente empresarial.

Te puede interesar