Se realizó una jornada sobre masculinidades en la escuela N° 707 de barrio Cabal de la capital santafesina

Más de 150 adolescentes que cursan primero, segundo y tercer año de la escuela secundaria participaron de la actividad. El equipo municipal trabajó junto a directivos y docentes sobre los modos de relacionarse entre las y los estudiantes.
MASCULINIDADES 1
Alumnos de escuela secundaria reflexionaron sobre las prácticas que instituyen el modelo de masculinidad hegemónica.

El área de Políticas de Masculinidades organizó en la Escuela Secundaria Nº 707 en barrio Cabal, una jornada para reflexionar sobre las prácticas que instituyen el modelo de masculinidad hegemónica. Se trata de un proceso de trabajo que se viene desarrollando desde hace meses y comenzó con un primer encuentro con docentes destinado a construir el diagnóstico de situación a partir de los conflictos que se presentan en el ámbito escolar. De allí surgió la necesidad de repensar cómo alojar conflictos y los modos de relacionarse desde la perspectiva de género, contribuyendo a la prevención de las situaciones de violencia.

Como es habitual, el equipo propone una dinámica vinculada a la dramatización de escenas de la vida cotidiana atravesadas por la violencia machista. Desde allí, se ofrece la posibilidad de situarse y repensar alternativas para alojar los conflictos que se intentan resolver desde la sanción o el castigo. La idea es pensar en estrategias de manera conjunta, entre docentes y estudiantes, para abordar los conflictos de forma distinta a lo que propone el sistema patriarcal que atraviesa a la sociedad, a los efectos de recrear formas de vinculación diferentes.

En estos encuentros, la idea es pluralizar la masculinidad y pensar en alternativas vinculadas a los cuidados, a conectar con las emociones y a no repetir estereotipos que tienen que ver con la fuerza física, teniendo en cuenta que la adolescencia es una etapa crítica en la vida de las personas, en la que se despierta la avidez por identificarse con modelos de referencia para construir su identidad y sus vínculos. Fundamentalmente, el objetivo es mejorar la convivencia y construir una sociedad más igualitaria, a partir de alternativas que tengan que ver con reconstruir el lazo social, los vínculos y la afectividad.

El coordinador de Políticas de Masculinidades, Luciano Villaverde, indicó que “estamos acompañando a los docentes y estudiantes para mejorar la convivencia y las relaciones cotidianas. Por eso repensamos lo que tradicionalmente se transmite como modelo homogéneo de masculinidad, relacionado a la dominación, la sobrevaloración de la fuerza física y la competitividad entre varones”.

“La propuesta se elabora sobre el modelo de masculinidad tradicional: cómo interpelar ciertos estereotipos que se repiten y qué consecuencias tienen en las relaciones”, describió.

A su turno, Agustín Baccega, el psicólogo del equipo de Masculinidades municipal, explicó que “la idea de la actividad es representar una escena que se vive a diario dentro y fuera de la escuela, que tenga que ver con cómo se enfrentan y se resuelven los conflictos, pero fundamentalmente con cómo nos vinculamos entre los varones. Para ello se presentó un juego que busca visibilizar los modos de relación que existen en la actualidad y pensar otros modos de vinculación. No proponemos soluciones mágicas sino empezar a visibilizar los conflictos”, describió el profesional.

Factor sorpresa

Por su parte, la directora de la Escuela N° 707, Dina Bulacio, remarcó la importancia de “generar estos encuentros y aportar una mirada diferente a la que chicos y chicas reconocen en su comunidad, y que les resultan significativas; aportarles otra forma de expresarse y de vincularse entre ellos y fuera de la escuela”.

Del mismo modo, mencionó que la Educación Sexual Integral es uno de los tópicos que aparecen entre los y las alumnas, cuando se les consulta sobre qué quieren hablar. Según dijo, abordar estos temas en los establecimientos educativos es sumamente importante, teniendo en cuenta al espacio escolar como un lugar donde encontrarse y charlar”. Además, mencionó que son temáticas que “muchas veces, los padres no se animan a conversar y prefieren que lo haga la escuela”.

Posteriormente, la docente Carolina Amherdt calificó como “sumamente importante el abordaje de estos temas” y agradeció “al equipo de Masculinidades de la municipalidad, con cuyos integrantes trabajamos en el armado de esta propuesta de forma conjunta”.

“Es un objetivo que teníamos presente desde que se creó la escuela, así que esta jornada para nosotros es sumamente importante y para los chicos también, porque hay muchos temas que a veces no se tocan”, contó.

Consultada sobre la modalidad de la actividad, la profesora mencionó que “jugamos con el factor sorpresa, sobre todo por la dinámica de la propuesta; pero como es un proyecto que venimos trabajando desde hace varios meses, un poco también los chicos sabían de qué se trataba”. En ese sentido, mencionó que esta dinámica “da lugar a que salgan de la forma más natural las cosas que los chicos traen de su casa, es decir, sus experiencias de la vida cotidiana”.

Finalmente, Josua López, uno de los alumnos que participó de la actividad, contó que es la primera vez que forma parte de un encuentro de estas características, al que calificó como “excelente” ya que los facilitadores “nos ponen en una situación de primera persona, de modo que nos sintamos tranquilos y podamos expresarnos para poner en desarrollo los conflictos, los problemas que pasan en la escuela, el bullying y demás”.

Te puede interesar