La ciudad de Santa Fe cerró el Mes de las Infancias con un espectáculo multitudinario en Camino Viejo

Miles de niñas, niños y personas de todas las edades llegaron hasta el nuevo Camino Viejo para disfrutar del festival organizado por la municipalidad. Feria de emprendedores, actividades de ambiente, propuestas deportivas, de seguridad vial y de recreación sumaron para el disfrute de una tarde única.
SANTA FE FESTEJO INFANCIA 1
Las dos manos del nuevo bulevar de Camino Viejo estaban colmadas de gente jugando, compartiendo y conviviendo.

Nunca se vio tanta gente en la zona de Menchaca y Beruti. El cierre del Mes de las Infancias, que llevó adelante la municipalidad de Santa Fe durante todo agosto, fue multitudinario. A lo lejos se observaba el escenario y las dos manos del nuevo bulevar de Camino Viejo, estaban colmadas de gente jugando, compartiendo, conviviendo y apropiándose del espacio. Además de las vecinas y vecinos de los barrios cercanos, personas de toda la ciudad llegaron hasta ese sector para disfrutar de un show de lujo, que desplegó Canticuénticos.

El intendente Emilio Jatón recorrió los 400 metros que separaban la intersección de Menchaca y Beruti con el escenario, emplazado sobre el bulevar más nuevo que tiene la ciudad, e indicó: “Ver esto así, es un sueño. Lo que queremos demostrar con obras como éstas es que las cosas se pueden hacer, que hay otra forma de hacer política, de hablar y de convivir. Esto es de ustedes”, les dijo a los presentes.

“Este es un día de festejos. Es mucho más que el cierre del Mes de las Infancias, porque estas obras también son para los niños y las niñas, es para todos ustedes. Vinimos para hacer las cosas con honestidad y estamos cumpliendo. Los abrazo con el corazón”, culminó el mandatario y le cedió la palabra a un vecino de Loyola Sur, Carlos Llanes: “después de vivir en el barrio por 35 años, ver esto emociona. Es un sueño cumplido para toda esta barriada. Pedíamos por lo menos tener un camino arreglado y hoy estamos viendo una avenida, un bulevar. Esto es nuevo para nosotros y se llama vivir integrados a la ciudad”, dijo con emoción.

En ese sentido, Carlos añadió: “estos barrios no sentirán nunca más la postergación que tuvimos y hoy por hoy estamos integrados. Gracias, Emilio y a toda la gestión que por primera vez miró al noroeste que tanto lo necesitábamos. Estuvimos abandonados por 35 años, pero hoy puedo decir que vivo en una avenida y se lo debo a esta gestión”, cerró.

Cabe recordar que en Camino Viejo, la municipalidad realizó obras de infraestructura, enmarcadas en el Plan Integrar, consistentes en desagües pluviales con la descarga correspondiente, entubamiento y estabilizado vial a lo largo de 2 kilómetros. Con fondos nacionales y provinciales gestionados por el municipio, las tareas benefician a 14.000 habitantes de Santa Fe Capital. Además, se sumaron los trabajos del nuevo bulevar sobre calle Menchaca, a lo largo de 700 metros, con cantero central, ciclovía y veredas.

Por el bulevar de los sueños cumplidos

A cada paso, por el nuevo bulevar había una actividad para hacer. Todos los dispositivos culturales y recreativos de la municipalidad estuvieron desplegados en Menchaca. Entre otras, hubo iniciativas recreativas, juegos, deportes, talleres de salud e inspectoras de tránsito brindando normas de educación vial para tener en cuenta en la nueva avenida, a través de aspectos lúdicos.

En cada bocacalle, había fotos del antes de la obra. La comparación entre el antes y el después eran contundentes. Caminando hacia el escenario, sorprendía un grupo de “paisanos y paisanas” bailando chacareras y, unos pasos más allá, pibes y pibas demostraban los aprendido en las clases de artes marciales. Los tambores anunciaban la llegada de la comparsa Son Bahía y teloneando, en el escenario, sonaba De Las Chapas Crew. Tampoco faltaron los puestos de emprendedores.

El secretario de Educación y Cultura de la municipalidad, Paulo Ricci, indicó: “queríamos celebrar el cierre del Mes de las Infancias junto a todos estos barrios que son los beneficiados por esta importantísima obra que es el Camino Viejo: el bulevar Menchaca muestra hoy un montón de actividades de la municipalidad de ambiente, deportes, estaciones, ferias populares, cultura, educación y una programación de lujo con el cierre de Canticuénticos que va a deleitar a toda esta multitud”.

“Para nosotros es muy importante celebrar las infancias y hacerlo en este barrio, con estas obras, es doblemente significativo porque demuestra que estamos integrando a Santa Fe”, concluyó Ricci.

El centro fue el noroeste

Desde todos los barrios de la ciudad, los santafesinos confluyeron este domingo en Camino Viejo para disfrutar en familia. Laura Luque llegó hasta el barrio para llevar a su hija Ana Paula, que es fanática de Canticuénticos: “me parece genial este festival, es buenísimo que todos tengamos oportunidad de ver un show como este. Recién llegamos, pero ya compramos unas tortas fritas y los chicos leyeron unos libros, así que la estamos pasando muy bien”, contó.

“A mí me gusta Canticuénticos”, aseveró Ana Paula Romero y empezó a hacer un listado de las canciones que conocía: “sé la de Santo remedio, Pablo fue a la plaza y… no sé cuál más”, dijo y cerró su alocución con un fervoroso “aguante Canticúenticos”.

Sentada al cordón de la vereda, Cintia Vázquez indicó: “Yo no soy de esta zona, pero la verdad es que es muy lindo todo esto. Me encanta porque hay muchas cosas para los chicos. Vinimos a saludar a una familiar y cuando vimos todo esto nos quedamos a escuchar a Cantiuénticos”, indicó.

Por su parte, Néstor Bordón fue precavido y llevó sillones para toda la familia. Sentado en pleno bulevar, expresó que “esto es muy lindo para los chicos, quedó hermosa la avenida, esto era todo un zanjón y la verdad es que está muy hermoso. Es un gran crecimiento para el barrio, tiene una puesta en valor muy grande. Me gustó mucho disfrutar del baile folclórico y todo lo que hay para hacer”, dijo.

Te puede interesar