Tres startups de Argentina podrán ser incubadas en la Universidad Nacional del Litoral

El Consejo Superior del Rectorado fue escenario para la presentación oficial y, en este contexto, donde también compartieron sus experiencias representantes de tres startups que serán preaceleradas: Aló, Homo Foods y Guazú.
UNL Startups Potencia 1
En el Consejo Superior del Rectorado se realizó la presentación de la segunda convocatoria del Programa UNL Potencia.

La Universidad Nacional del Litoral (UNL), a través de la Secretaría de Vinculación Tecnológica e Innovación, realizó la presentación de la segunda convocatoria del Programa UNL Potencia. La actividad, que se concretó en el Consejo Superior, fue encabezada por el rector de la UNL, Enrique Mammarella; el secretario de Vinculación Tecnológica e Innovación, Javier Lottersberger; y la coordinadora del programa UNL Potencia, Brenda Rojas. En este contexto se dieron a conocer las tres startups de la primera convocatoria que inician su pre aceleración dentro del programa: Aló, Guazú y Homo Foods. También, se desarrolló la charla “¿Por qué armar tu startup con la UNL?”.

Desarrollo ágil de startups

En la jornada desarrollada en Rectorado, se presentó la nueva convocatoria del UNL Potencia, el programa de desarrollo ágil de startups cuyo objetivo es lograr el nexo entre startups e inversores. Para lograrlo, el programa pone a disposición procesos, herramientas y conocimientos para diseñar, analizar y validar ideas de negocio, creando proyectos sólidos con potencial de crecimiento y obtención de inversión. En este sentido, Mammarella destacó el anuncio de su segunda convocatoria, haciendo hincapié en el desarrollo de la región que promueve el programa y a través del cual la UNL oficia como “un lugar de encuentro entre las ideas, los inversores, los que quieren participar y tienen esa vocación de poder sumarse a una aventura que es desarrollar su propia empresa”. Señaló que “si todos nos unimos, nosotros estamos dispuestos a poner nuestro granito de arena a través de la especialización y del acompañamiento de todo el sector universitario, para que florezcan muchas más empresas y que nuestra ciudad, nuestra región, nuestro país tengan las oportunidades que los ciudadanos necesiten”.

Por su parte, Lottersberger celebró esta segunda convocatoria del programa, cuyos inicios estuvieron marcados por la “redirección de los esfuerzos que hacíamos para apoyar el crecimiento de empresas y nuevos emprendimientos relacionados con la Universidad”. Remarcó que esta edición “tiene una misión más amplia, haciendo una búsqueda de empresas más allá de la región, extendiendo a todo el país. Pueden presentarse proyectos o startups que estén vinculadas o estén en el mercado en menos en un año, que tengan un grado de innovación importante, que cuenten con tecnologías novedosas, de triple impacto, con un negocio escalable, de base científica o que cumplan con uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas”.

La convocatoria está abierta hasta el 30 de septiembre y está dirigida a startups e ideas de negocios de todo el país que tengan como máximo un año en el mercado, con potencial de crecimiento y un grado destacable de diferenciación o innovación.

El programa cuenta con la Aceleradora Litoral y ASEA (Asociación de Emprendedores de Argentina) como partners; y con el acompañamiento del Parque Tecnológico del Litoral Centro (PTLC), Expresiva e Idear.

Startups en proceso de pre aceleración

Durante la presentación, se dieron a conocer las tres startups seleccionadas en la primera convocatoria que finalizaron su pre incubación y avanzan a su pre aceleración. Ellas son Aló, Guazú y Homo Foods.

Aló es una startup de salud veterinaria digital que nace con el propósito de democratizar el acceso al cuidado de las mascotas a través de la innovación tecnológica, brindando soluciones versátiles y a medida. La empresa, a través de una mini APP, ofrece atención médica veterinaria las 24 horas los 365 días del año a través de una plataforma digital por video consultas, con los mayores estándares de seguridad y, además, atención con especialistas con turnos programados. Está integrada por Gustavo Oliva; Alicia Lavernia y Verónica Bertini. Las dos últimas graduadas de la Facultad de Ciencias Veterinarias. Los emprendedores valoraron su participación dentro de UNL Potencia, ya que a través de capacitaciones con profesionales pudieron terminar su proyecto, remarcando los conocimientos aprendidos y “el acompañamiento por parte del programa desde el primer día hasta la instancia actual de pre aceleración”.

Otra de las startups pre aceleradas es Guazú, una empresa que desarrolla tecnología para generar datos con valor agregado, a menor costo y en menor tiempo. Sus miembros, Nicolás Sejas y Luciano Albizzati, estudiantes de la Facultad de Humanidades y Ciencias, coincidieron en el acompañamiento constante recibido por parte del programa, junto a las herramientas brindadas para avanzar con su proyecto y la posibilidad de acceder a medios para ofrecer su servicio y celebrando “la oportunidad de pasar a la pre aceleración que para nosotros es fundamental”.

Por su parte, Homo Foods es un emprendimiento que ofrece alimentos más saludables a los de origen animal (lácteos, cárnicos, huevo) sin sacrificar su experiencia sensorial y sin cambiar sus hábitos alimentarios. Estos alimentos están desarrollados con ingredientes vegetales, combinados de modo tal que los productos finales imiten el sabor, textura y funcionalidad de los alimentos de origen animal. Dentro del Programa UNL Potencia concretaron su objetivo de crear una empresa, tener una marca con su propio desarrollo de I+D y armando su modelo de negocio. El equipo está conformado por Leonardo Cristaldo y Osvaldo Spontón, este último graduado y docente investigador de la Facultad de Ingeniería Química.

El punto de encuentro entre emprendedores e inversores

Mediante la charla “¿Por qué armar tu startup con la UNL?”, Rojas abordó los motivos que impulsaron la creación de UNL Potencia que busca “establecer un punto de encuentro entre los emprendedores y los inversores, y fortalecer al ecosistema del litoral que tenemos en innovación”. Comentó sobre el diseño del mismo, que consiste en un proceso basado en tres etapas: pre incubación, incubación dinámica y pre aceleración. En la pre incubación, que dura seis meses, se busca que las empresas y los fundadores de las startups puedan tomar los conocimientos mínimos e indispensables de lo que es el desarrollo emprendedor, lo que realmente necesitan para empezar a pensar su negocio, comenzar a validar, diseñar y analizar sus ideas. Cumplidos los hitos previstos en esta etapa, sigue la incubación dinámica durante 12 meses. Esta etapa consiste en un plan de trabajo conjunto con la startup en función del perfil y la vertical que atiende, con asistencia personalizada, teniendo foco en la validación de lo que es el modelo de negocios, “que a nuestro entender es la forma de gestionar los riesgos que son inherentes a las startups donde todavía no han salido a vender, donde no conocen a sus clientes, y donde muchas veces tampoco hay dentro del ecosistema un acompañamiento concreto, de tomar los proyectos de forma interactiva y de gestionar esos riesgos que implica salir al mercado”, formuló la coordinadora del Programa.

Por último, a lo largo de seis meses, en la pre aceleración, se trabaja exclusivamente sobre el lanzamiento al mercado, facilitando las condiciones para ello y cooperando en la búsqueda del financiamiento necesario para hacerlo posible, sea público o privado y alianzas estratégicas que les permitan concretar esta acción.

Rojas apuntó que “el UNL Potencia busca ser el espacio de encuentro entre los innovadores, los que quieren crear, y las personas que pueden hacer posible, a través de su inversión, que eso suceda”.

Te puede interesar