Una donación multiorgánica en el hospital Cullen posibilitó tres trasplantes en distintos lugares del país

Tuvieron lugar el último fin de semana en la ciudad de Santa Fe y resultaron en dos trasplantes de riñón y uno de hígado. Se trató de la vigésimo novena donación del año en la provincia, a las que se suman otras 17 de tejidos.
DONACION MULTIORGANICA
En el Hospital Cullen de Santa Fe se realizó un operativo de donación de órganos que posibilitó tres trasplantes.

El último fin de semana se realizó, en el Hospital Cullen de la ciudad de Santa Fe, un operativo de donación de órganos que posibilitó tres trasplantes en distintos lugares del país. Se trató de la vigésimo novena donación del año en la provincia, a las que se suman otras 17 de tejidos.

La Dra. Eugenia Chamorro, coordinadora de CUDAIO en el hospital Cullen, explicó que “en este proceso se pudieron ablacionar los riñones y el hígado; en todos los casos, los receptores fueron implantados en otras provincias. Los riñones fueron asignados a los pacientes de la lista de espera más compatibles con el donante. Y el hígado, además de considerar la compatibilidad, fue destinado por el sistema nacional a un receptor pediátrico que muy probablemente, por el lugar prioritario que tenía en la lista, cursaba una patología que revestía urgencia para el trasplante”.

Los puestos de la lista de espera

Con respecto al funcionamiento de la lista de espera, Chamorro agregó: “cada nuevo órgano que se ablaciona genera su propia lista de posibles receptores con orden de prioridad, para lo cual el SINTRA (Sistema Nacional de Información de Procuración y Trasplante de la República Argentina) tiene en cuenta la compatibilidad, antigüedad en la lista, condiciones de gravedad del paciente en espera, entre otros factores. Esto significa que nadie está primero ni segundo en la lista de espera en forma permanente, sino que ese escalafón se conforma para cada órgano ablacionado”.

A su vez, la médica coordinadora del organismo provincial destacó el proceso de acompañamiento a la familia del donante: “como en todos los casos de muerte inesperada y repentina de una persona joven, la familia atraviesa una situación trágica y dolorosa, y nuestra tarea es ayudarlos a comprender, en ese momento, la dimensión humana y trascendental de la donación y los alcances del marco legal. Siempre es bueno que los familiares hayan tenido previamente alguna conversación o conocimiento sobre el tema, porque el estado de shock y angustia no es el mejor momento para disponerse a procesar una novedad. En este caso comprendieron el porqué de la posibilidad de donar y lo tomaron como parte del duelo que inician”.

En lo que va del año se realizaron 68 trasplantes de órganos a partir de donantes de Santa Fe, entre los cuales hubo 46 de riñón, 16 de hígado, cuatro de corazón, uno de renopáncreas y uno hepatorrenal, además de 43 trasplantes de córneas.

Te puede interesar