La campaña sojera 2021/2022 en el centro-norte de la provincia de Santa Fe tuvo una menor productividad

Este resultado económico fue compensado por los muy buenos precios observados durante los últimos meses. Sin embargo, el aumento de costos de producción y logísticos incidieron sobre la rentabilidad de los productores, a pesar de resultar positiva.
CAMPO DE SOJA
La campaña de soja 2021/2022 estuvo caracterizada por la presencia de condiciones climáticas irregulares.

El Centro de Estudios y Servicios (CES) de la Bolsa de Comercio de Santa Fe elaboró un informe especial, en el que elabora el resultado económico promedio para la región de la campaña sojera 2021/2022, a partir de la información obrante sobre la producción, precios de comercialización, costos de los insumos y de logística comercial. El resultado del análisis se ubica en una instancia previa a la deducción de impuestos y contribuciones por parte del Estado.

El informe comienza señalando que la campaña de soja 2021/2022, finalizada en la segunda quincena del mes de junio en el centro-norte provincial, estuvo caracterizada por la presencia de condiciones climáticas irregulares que influyeron en el crecimiento vegetativo del cultivo y, por ende, en el diferencial de los rendimientos observados en las distintas áreas bajo análisis del Sistema de Estimaciones Agrícolas (SEA). 

 “Si bien el rinde promedio de la actual campaña estuvo un 6,1% por debajo de la campaña 2020/2021 y los costos totales de cosecha se incrementaron notablemente, los precios promedios observados en el mercado local permitieron a los productores de la zona obtener resultados económicos favorables”, señala el informe

Se recuerda que, según datos del Sistema de Estimaciones Agrícolas (SEA), la superficie sembrada de la campaña 2021/2022, en los doce departamentos del centro-norte provincial ascendió a 1.478.000 ha, siendo levemente menor al ciclo agrícola previo (-0,4%). De dicho total, 945.000 ha. (63,9%) corresponden a cultivos de soja de primera, mientras que las restantes 533.500 a soja tardía. 

Desde el inicio del ciclo, se observaron diversos escenarios climáticos, llevando al cultivo a manifestar una importante amplitud de etapas fenológicas. A finales de diciembre del año pasado y principios de este año, la falta de precipitaciones y las condiciones ambientales negativas afectaron el normal desarrollo vegetativo de las plantas. 

Es importante remarcar que, la productividad estuvo por debajo de los niveles de las últimas tres campañas sojeras precedentes. El rinde promedio por hectárea se ubicó en 30,3 quintales, los cuales resultan un 6,1% y 12,5% menores a los del ciclo 2020/2021 y 2019/2020, respectivamente. Respecto a la campaña 2018/2019, el rinde promedio de la actual campaña se encuentra un 9,5% por debajo. Para el presente ciclo, en soja de primera, fue de 32,5 qq/ha (-9,7% i.a.), y en soja de segunda, de 26,5 qq /ha (+1,9% i.a.).

La producción total de soja fue de 4.480.555 toneladas, un 6,1% por debajo de 2020/2021. En soja de primera, la producción final fue de 3,1 millones de toneladas, 280 mil tn menos que la campaña pasada, mientras que para soja de segunda la producción fue de 1,4 Mtn, registro casi idéntico al del ciclo 2020/2021.

En la faz comercial, cabe señalar, que un escenario caracterizado por una fuerte presión alcista en los precios de los commodities agrícolas y agroindustriales a nivel internacional, por el conflicto bélico entre Rusia-Ucrania e intensificado aún más por las condiciones climáticas de sequía en Sudamérica, se replicaron a nivel local en los últimos meses compensando la suba en los costos totales de cosecha y la caída en los rindes promedios. 

Las cotizaciones de pizarra del mercado de Rosario llegaron a un máximo precio diario en marzo 2022: U$S/tn 457,15; el más elevado desde marzo de 2014. Tomando como referencia el mes de mayo y primera quincena de junio -período de mayor actividad de cosecha de soja en la región- el promedio este año fue de 418,6 dólares la tonelada, lo cual significa un 80,8% más que igual promedio del año pasado. 

El informe remarca, que “si bien las cotizaciones internacionales lideraron el alza e impactaron sobre el mercado, el productor local no se benefició en la misma cuantía debido al desdoblamiento cambiario y vía efecto de retenciones a la oleaginosa en nuestro país”.

Asimismo, el CES destaca que en la presente campaña se registró un retraso de las ventas. En cuanto al resultado económico en sí, el informe toma como base dos ejemplos de productores del departamento Las Colonias y de General Obligado, en ambos casos, con campo propio y con campo arrendado, y si bien concluye en todos los casos con un resultado favorable, enfatiza el aumento de los costos en forma muy significativa para la economía del hombre de campo.

Síntesis del informe

-La producción total de soja en los doce departamentos del centro-norte provincial fue de 4.480.555 toneladas, un 6,1% por debajo de la 2020/2021. En soja de primera, la producción final fue de 3,1 millones de toneladas, 280 mil tn menos que la campaña pasada, mientras que para soja de segunda la producción fue de 1,4 Mtn, registro casi idéntico al del ciclo 2020/2021.

-La productividad estuvo por debajo de los niveles de las últimas tres campañas sojeras. El rinde promedio por hectárea se ubicó en 30,3 quintales, los cuales resultan un 6,1% y 12,5% menores a los del ciclo 2020/2021 y 2019/2020, respectivamente.

-A nivel nacional, según datos de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires cerró con una producción acumulada de 43,3 millones de toneladas, siendo 200 mil toneladas superiores a la campaña anterior, aunque un 8,1% por debajo a la producción promedio registrada en las últimas cinco campañas sojeras.

-Las cotizaciones de pizarra del mercado de Rosario llegaron a un máximo precio diario en marzo de U$S/tn 457,15, el más elevado desde marzo de 2014.

-La liquidación de divisas de los industriales oleaginosos y exportadores de cereales continúa en volúmenes récords, beneficiada por los precios históricamente elevados. Para los primeros seis meses del año, la liquidación alcanzó los 19,1 mil millones de dólares, alrededor de 2.500 millones por encima del primer semestre del 2021, y el mayor registro que se observa para una primera mitad de año.

-En general los productores de la zona del departamento Las Colonias han obtenido resultados económicos muy favorables en el cultivo de soja, siendo un 4,2% por encima de las estimaciones realizadas para la campaña anterior. 

-En la zona de referencia del departamento General Obligado se estima un importante incremento de los costos productivos y de comercialización (flete, comisiones y gastos generales) por encima del 60,0%. Esta situación generó que los márgenes brutos estimados evidencien un menor incremento interanual, en comparación con el caso de Las Colonias.

Te puede interesar