La UNL organiza una charla sobre el camino desde un descubrimiento hasta llegar al mercado

Tecnología 14 de junio de 2022 Por ABC Noticias | Redacción
Raquel Chan (UNL Conicet) y Francisco Ayala (Bioceres) compartirán, en un espacio de conversatorio, acerca del camino desde un descubrimiento hasta llegar al mercado. La charla se realizará el jueves 16 de junio, en el marco del Día de la Vinculación Tecnológica, a las 16 horas en modalidad virtual.
UNL Tecnologia vegetal
Se realizará un conversatorio denominado “Del descubrimiento al mercado. Un camino con obstáculos y desafíos”.

En el marco del Día de la Vinculación Tecnológica, la investigadora de la UNL Raquel Chan y Francisco Ayala, Breeder de trigo de la empresa Bioceres, compartirán sus experiencias en el conversatorio denominado “Del descubrimiento al mercado. Un camino con obstáculos y desafíos. Dialogamos con los protagonistas”. Asimismo, contará con la moderación de la periodista María Eugenia Estenssoro. 

Esta instancia tiene el propósito de desandar las condiciones que obstaculizan o facilitan en las distintas etapas del proceso de vinculación y transferencia tecnológica, que va desde la generación de un conocimiento o desarrollo de una tecnología hasta su inserción en el mercado. Se realizará el próximo 16 de junio, a partir de las 16 horas bajo modalidad virtual, a propósito de a conmemorarse el Día de la Vinculación Tecnológica el 4 de junio, en honor al nacimiento de Jorge Sábato, quien fuera un pionero en la transferencia y la vinculación tecnológica en Argentina. 

La propuesta está organizada por la Universidad Nacional del Litoral, a través de la Secretaría de Vinculación y Transferencia Tecnológica, y podrá verse en directo a través del Canal de Youtube VinculacionUNL (https://www.youtube.com/vinculacionunl). Además, los interesados pueden encontrar más información e inscribirse en www.unl.edu.ar/vinculacion.

Ciencia que lidera en el mundo 

En el vínculo de la Universidad Nacional del Litoral con la empresa Bioceres se han escrito ya varios capítulos, todos ampliamente significativos para el arribo al estado actual del desarrollo: la tecnología HB4, única en el mundo, que permite obtener semillas transgénicas más tolerantes a la sequía. 

En la Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas (FBCB) de la UNL, un equipo del Instituto de Agrobiotecnología del Litoral, liderado por la investigadora Raquel Chan, se abocó hace más de dos décadas, al objetivo científico de aislar el gen que le confiere a las semillas la propiedad de tolerar la sequía sin disminuir la productividad de los cultivos, minimizando las pérdidas de producción, mejorando la capacidad de adaptación de las plantas a situaciones de estrés hídrico y dando mayor previsibilidad a los rindes por hectárea.

La falta de agua y el exceso de sales son factores que afectan a las plantas: en lenguaje biológico, las “estresan”. Para hacer frente a estas agresiones, han adquirido mecanismos de adaptación, según la especie. En principio, el equipo de investigadores estudió la genética del girasol, aislando el gen e introduciéndolo como transgén en plantas modelos experimentales. El resultado fue una nueva planta, con su estructura genética modificada, capaz de soportar algunas de las peores agresiones que sufren, por ejemplo, los cultivos extensivos. Posteriormente, el equipo asumió el desafío de trasladar el trabajo a las especies de soja, maíz y trigo, cultivos genéticamente muy distintos. 

Muchos años de trabajo y compromiso con la ciencia, dieron como resultado la obtención del gen HB4 que le confiere tolerancia a la sequía al trigo y a la soja. 

Este proceso fue posible, en principio, por diversos subsidios y la consolidación luego de una unión público privada del CONICET, la UNL y la empresa Bioceres SA. Como parte del camino del conocimiento y su transferencia a la sociedad, se gestionaron diversas patentes de protección de los resultados, que otorgaron la propiedad conjunta del Estado argentino a través de la titularidad del Conicet y la UNL. Por su parte, la explotación comercial de la tecnología fue se licenciada a la empresa nacional Bioceres. 

En el año 2020 el Gobierno nacional anunció la aprobación regulatoria por parte del Ministerio de Agricultura de la tecnología HB4®, convirtiéndose en la primera aprobación en el mundo para eventos de tolerancia a sequía en trigo.  En el pasado año 2021, la República Federativa del Brasil, a partir de una disposición de su Comisión Técnica Nacional de Bioseguridad (CTNBio), aprobó la comercialización de la harina de trigo cultivado con tecnología HB4® de tolerancia a sequía que es única a nivel mundial. Una tecnología absolutamente nacional, nacida de los laboratorios de la UNL y el Conicet, son testimonio en sí mismos de que la ciencia en Argentina, es de alto impacto. 

Te puede interesar