Cambio climático: balance positivo del intercambio de experiencias internacionales en Santa Fe

Hubo ponencias, presentaciones sobre la puesta en práctica de acciones de adaptación por parte de líderes urbanos, actividades participativas para promover el compromiso entre ciudades.
CAMBIO CLIMATICO 1
La Reserva Natural Urbana del Oeste fue el aporte mayor que se brindó desde Santa Fe.

La municipalidad de Santa Fe fue anfitriona y organizó junto Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (CGLU) y a Gobiernos Locales por la Sustentabilidad (Iclei) el evento: “La Agenda de la Adaptación y la Resiliencia en las ciudades latinoamericanas. Compartiendo experiencias”. Hubo ponencias, presentaciones sobre la puesta en práctica de acciones de adaptación por parte de líderes urbanos, actividades participativas para promover el compromiso entre ciudades, y visitas a experiencias de aplicación práctica del tema.

Cada uno de estos momentos implicó espacios muy ricos de intercambio y aprendizaje sobre las políticas públicas ambientales que llevan a cabo los municipios que participaron. En primer lugar, se destacó la generosidad, solidez conceptual y conocimiento experto de las personas que compartieron sus experiencias de gestión desde cada localidad. 

Los riesgos climáticos se comprenden como desafíos que deben abordarse de manera inminente y de forma integrada. Es por esta razón que desde la Municipalidad se considera prioritario coordinar las acciones con diferentes actores sociales, ya sea de otras áreas de gobierno, como organizaciones, instituciones, asociaciones, y otros gobiernos locales de diferentes puntos de Latinoamérica.

El cambio climático no reconoce límites geográficos y, en este sentido, es esencial poner el énfasis en el trabajo articulado con organismos multilaterales y la cooperación internacional. Por eso los encuentros como el que se llevó a cabo son tan importantes, tejer redes para enriquecer las distintas miradas en torno a la adaptación y la resiliencia.

Contextos similares, estrategias diferentes

Tras el encuentro, se presentaron similitudes con experiencias de otras ciudades de Argentina, Uruguay, Chile y Brasil, especialmente en los desafíos que devienen de las duras realidades socioeconómicas e inequitativas de nuestras sociedades. Fue muy interesante observar que las problemáticas se replican en todas las localidades y las mismas rondan en los residuos, el ordenamiento territorial, la movilidad y los diferentes riesgos climáticos que cada localidad afronta de acuerdo a su territorio. Sin embargo, las estrategias de abordaje son diferentes y allí radica la importancia del intercambio para fortalecernos.

De cada experiencia se resalta el abordaje integral que se realiza de todas las problemáticas ambientales que ocupan a cada gobierno; en dicho abordaje, que integra las acciones de mitigación y de adaptación, se adoptan perspectivas múltiples que van desde el cambio de patrones socioculturales de producción y consumo, hasta el cambio de paradigma en la relación de las personas con la naturaleza. Incluso algunos expositores hablaron de la imperiosa necesidad de rescatar valores ancestrales de pueblos originarios para la construcción del nuevo paradigma socio-ambiental.

Las experiencias locales

Por su parte, Santa Fe cuenta con hechos de desastre, con hitos que han marcado su historia, como lo fue la inundación de 2003; y en ese sentido se desarrollaron acciones que apuntan a mantenerse en el tiempo mediante un plan de gestión que ofrece la posibilidad de adelantarse y estar mejor preparados ante los riesgos hídricos.

Desde la Secretaria de Ambiente y Cambio Climático conjuntamente con la de Infraestructura y Asuntos Hídricos de la municipalidad de Santa Fe se brindaron perspectivas técnicas con visitas en campo y ejemplos visuales de las problemáticas y sus soluciones; en dichas visitas, se aportaron herramientas utilizadas y la mirada sobre cómo se piensa la ciudad de manera sostenible.

Puntualmente, la experiencia de la Reserva Natural Urbana del Oeste, en el contexto de adaptación al cambio climático fue el aporte mayor que se brindó desde Santa Fe, que permitió encontrar similitudes en los roles y desafíos de las áreas naturales con las que cuenta el municipio de Asunción en Paraguay. Esta experiencia es una muestra de resiliencia, por el hecho de haber transformado un espacio contaminado en un pulmón verde de alta calidad ambiental, conteniendo dos reservorios hídricos de gran importancia. Y en este sentido también se visitó con los técnicos el sistema de drenaje pluvial de la ciudad con gran nivel de detalle.

Compartir experiencias con otros gobiernos locales de características, sociedades e idiosincrasias similares a las propias enriqueció la mirada sobre las acciones urgentes y necesarias a implementar en territorio. El cambio climático presenta desafíos que no entienden de fronteras y que resulta necesario comprender rápidamente, pensar de manera global y actuar localmente para afrontarlos.

Te puede interesar