Se concretará la segunda etapa de obras en Camino Viejo de Santa Fe

La municipalidad santafesina licitó obras integrales por más de 1.000 millones de pesos. Las tareas incluyen el entubamiento y la estabilización vial de 2kms. En breve, se inaugurará la primera etapa que se concretó en ese sector.
CAMINO VIEJO 1
Las tareas en Camino Viejo incluyen el entubamiento y la estabilización vial de 2kms.

Se realizó la licitación para concretar la segunda etapa de obras en Camino Viejo. Las tareas, enmarcadas en el Plan Integrar, incluyen la ejecución del desagüe pluvial colector y la descarga correspondiente. Cabe mencionar, que la Municipalidad gestionó los fondos ante provincia y Nación para invertir más de 1.100 millones de pesos para el entubamiento y la estabilización vial de 2kms en un área muy postergada de la ciudad de Santa Fe.

En consonancia, el mandatario remarcó: “lo dijimos desde el primer día, vinimos a integrar Santa Fe, vinimos a pensar las obras desde cada barrio para mejorar la calidad de vida de todos los vecinos y vecinas de Santa Fe Capital. Hoy, con esta obra, estamos cumpliendo nuestra palabra. La confluencia de Camino Viejo y el desagüe Espora -que es otra obra que habían dejado sin terminar y nosotros reactivamos- va a posibilitar reducir el riesgo hídrico de toda la cuenca Flores, que impactará en 150 mil santafesinos y santafesinas”.

Para concretar estos trabajos, el intendente Emilio Jatón gestionó los fondos necesarios a través del plan Argentina Hace II, para la primera etapa que está pronta a inaugurarse, y a través del Fondo Hídrico Nacional, para la segunda etapa que acaba de licitarse. En esta oportunidad se presentaron cinco oferentes para llevar a cabo las tareas que tienen un plazo de ejecución de 25 meses. Ahora los equipos técnicos de la municipalidad trabajan en la evaluación de las propuestas para definir la adjudicación.

Adiós al zanjón

Los trabajos de la segunda etapa consistirán en entubar el desagüe actual para conseguir un superior escurrimiento del agua de excedentes pluviales, así como entubar el tramo del conducto Risso que hoy también funciona a cielo abierto. De este modo, se mejorará la situación hídrica en toda la Cuenca Flores, que tiene una superficie de 887 hectáreas. En ese sentido, se verán beneficiados más de 14 mil vecinos de barrio Transporte, Belgrano, Pompeya, San José, Las Flores, 21 de Octubre, San Martín, Scarafía, El Tránsito, Juana Azurduy, Juventud del Norte, Santo Domingo y Las Lomas, que, al día de hoy, padecen inconvenientes ante lluvias convectivas.

Actualmente, durante eventos meteorológicos de magnitud, el canal recibe los aportes de los colectores Larrea, Ayacucho y Guanella limitando el drenaje y extendiendo los tiempos de retardo. Otra complicación se suma al analizar el material que compone el zanjón: se trata de taludes empinados e inestables que sufren constantes desmoronamientos y erosiones con las lluvias. Esto provoca un progresivo ensanchamiento del canal, perjudicando el paso por Camino Viejo, único corredor que une a los barrios del área. A ello se suma el perjuicio que ocasiona la acumulación de basura, volcada en las alcantarillas de cruces, generando taponamientos constantes.

La complejidad de las tareas impone un plazo de ejecución superior a los dos años. No obstante, se trata de obras que requieren un pronto inicio para mitigar el riesgo hídrico en todo el cordón noroeste de la capital provincial. Vale recordar que esa zona evidencia el constante crecimiento de los asentamientos informales, ante el déficit habitacional existente. Por lo tanto, es central concretar obras de infraestructura que mejoren la situación urbana, ambiental, habitacional y social. En tal sentido, como final de obra, se agregará el ripiado y la construcción de cordón-cuneta en 1500 metros, desde calle Larrea hasta la Estación de Bombeo N° 5.

Obras que integran

En poco tiempo quedará formalmente inaugurada la primera etapa de obras que incluyó el nuevo bulevar sobre calle Menchaca, a lo largo de 700 metros, con cantero central, ciclovía y veredas, y desagües pluviales y cloacales. Con estas mejoras, el municipio avanza en generar condiciones de integración social y urbana de calidad, particularmente en las zonas más vulnerables, como es el caso de los barrios ubicados en el noroeste de la ciudad.

Estas acciones se enmarcan en el Plan Integrar, a través del cual se priorizaron barrios de la capital santafesina que presentan marcadas deficiencias. El objetivo es reducir los niveles de desigualdad que atraviesa la capital provincial en su conjunto y, para ello, es necesario mejorar la infraestructura de muchas barriadas, para que todas estén en igualdad de condiciones.

Te puede interesar