Realizan gestiones por el incremento de caudales de la Cuenca Laguna La Picasa

Se llevará adelante un vuelo de reconocimiento sobre el área afectada para evaluar el estado de la cuenca. Participan autoridades del ministerio de Infraestructura de Santa Fe, y técnicos de la provincia de Córdoba.
LAGUNA LA PICASA
Precipitaciones extraordinarias ocasionaron un aumento del nivel de la laguna La Picasa, en la segunda semana de febrero

El gobierno provincial, a través del Ministerio de Infraestructura, Servicios Públicos y Hábitat, y la Secretaría de Recursos Hídricos, se encuentran desarrollando gestiones y trabajos para atender los caudales de la Cuenca Laguna La Picasa.

Ante la situación generada por precipitaciones extraordinarias ocurridas en los dos primeros meses del año, que ocasionaron un aumento del nivel de la laguna, en la segunda semana de febrero, la ministra de Infraestructura, Servicios Públicos y Hábitat, Silvina Frana, gestionó una reunión urgente de la Comisión Interjurisdiccional de la Cuenca de la Laguna La Picasa (CICLP). El encuentro se realizó el miércoles 16 de febrero, a través de una videoconferencia, a la cual asistieron representantes y autoridades de las provincias de Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires.

La preocupación fue planteada al gobierno nacional para la toma de medidas inmediatas que permitan acotar el crecimiento de la laguna y disminuir los anegamientos rurales de la zona del sur provincial, partiendo que el territorio santafesino es el colector final de los escurrimientos propios y de los provenientes de las provincias de Buenos Aires y Córdoba.

Cabe señalar que el área de la cuenca es de unas 540.000 has, de las cuales corresponden a Córdoba, el 48%; a Santa Fe, el 37% y a Buenos Aires, el 15%. El sistema de drenaje cuenta con 8 reservorios, incluyendo la laguna La Picasa. Cinco de estos reservorios se encuentran en la provincia de Córdoba, mientras que en Buenos Aires no hay ninguno.

Desde la Secretaría de Recursos Hídricos de la provincia, informaron que, en dicha reunión, y ante opiniones encontradas en cuanto al funcionamiento del sistema de drenaje y a la existencia de obras que desvirtúan los controles de caudales que deberían llevar a cabo los reservorios, se resolvió realizar una visita técnica a la zona.

Durante la recorrida, las autoridades y técnicos de las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y representantes del gobierno nacional, verificaron que los reservorios de la provincia de Córdoba estaban sin agua. Además, se observó que en los reservorios 3 y 5, ubicados en Córdoba, la existencia de canales que hacen de by-pass de los mismos.

Algo similar se verificó en la provincia de Buenos Aires con la existencia de canales que hacen de by-pass de los reservorios 5 y 6, y que descargan directamente al reservorio 7 –ubicado en la provincia de Santa Fe- y a la laguna La Picasa, lo que provoca que la onda de crecida se acelere y llegue muy rápidamente. Asimismo, se constató que hay caminos rurales con cunetas ampliadas que convierten a los caminos en grandes canales que también aceleran el escurrimiento.

Estaciones de bombeo

Respecto de las estaciones de bombeo, la estación Sur está en funcionamiento y actualmente actúa complementariamente con el canal de derivación Sur para extraer del sistema los 5 m3/s que permite Buenos Aires drenar hacia la cañada de Las Horquetas.

Nuevo canal y estación de bombeo norte

Desde la Secretaría de Recursos Hídricos de la provincia, informaron que la estación de bombeo Norte no funciona, ya que fue abandonada por la gestión anterior. Como compensación se construyó el canal de gravedad Norte que actúa directamente desaguando desde la laguna La Picasa. Además, el gobierno provincial está desarrollando gestiones para acceder al área afectada por el canal de gravedad Norte, la estación de bombeo Alternativa Norte y sus correspondientes accesos.

En los últimos dos años se han desarrollado tareas en este canal y en los canales de aducción a las estaciones de bombeo, que permitieron descender el nivel de la laguna a la franja de espera, aumentando el volumen disponible de almacenamiento para controlar las crecidas. Esto hizo que el nivel de la laguna, ante las precipitaciones extraordinarias ocurridas (entre 450 y 500mm), prácticamente no haya sobrepasado el nivel máximo de espera. La inversión del gobierno de Santa Fe para estos trabajos fue de 15 millones de pesos.

El primer tramo de salida de este canal de gravedad tiene problemas de sedimentación y desagua a partir de cierto nivel. Pero, en este momento, debido a la sedimentación no permite la salida de agua, por lo que el gobierno de Santa Fe ha decidido intervenir el tramo con acciones que permitan una inmediata solución.

Te puede interesar