Bonificación de tasas de interés y mejorado de caminos rurales para apuntalar la actividad tambera en Santa Fe

Los productores lecheros aseguran que la asistencia y las inversiones que brinda el Estado santafesino, favorecen el desarrollo de la actividad; y mejora las condiciones y calidad de vida de las familias que habitan en zonas rurales.
VACAS LECHERAS
Se llevó a cabo en el sector la asistencia a pequeños productores lácteos no bancarizados.

Desde el inicio de la gestión, el gobierno provincial apostó al desarrollo de la lechería, no sólo a través del incentivo al crecimiento de la producción láctea, sino también mediante herramientas que mejoran la calidad de vida de las familias del campo, apostando al arraigo territorial en las localidades más pequeñas y alejadas de los centros urbanos.

En este sentido, se destacan dos políticas públicas orientadas al sector: la bonificación de tasas de interés por parte del Ministerio de Producción, Ciencia y Tecnología en líneas de financiamiento a través del Banco de la Nación Argentina que incentiva a los productores a mejorar los procesos productivos, sus instalaciones y la incorporación de tecnología, y, por otro lado, la construcción y el mejorado de caminos rurales a través del programa Caminos de la Ruralidad.

A febrero del 2022, el gobierno provincial monetiza más de 210 millones de pesos vinculados a la Línea Láctea destinados a inversiones y capital de trabajo para el sector primario de producción. También, están aprobados para su próxima monetización más de 241 millones de pesos.

Una de las empresas que accedió a este financiamiento es “Cabaña y Tambo La Lilia”, ubicada en Colonia Aldao. La Lilia cuenta con cuatro tambos, donde se ordeñan más de 1.000 vacas, con una producción diaria de 35.000 litros de leche. Horacio Barberis, responsable de esta empresa familiar, indicó que “la inversión está destinada al aumento de la eficiencia en transformación de los alimentos en leche basada en bienestar animal. Para ello el destino final de la inversión consiste en la construcción y puesta en marcha de un tambo estabulado bajo techo, con instalaciones de ordeñe y equipos de refrigeración”.

Asistencia a productores no bancarizados

Otra de las políticas públicas que se llevaron a cabo en el sector es la asistencia a pequeños productores lácteos no bancarizados. En este sentido, la provincia trabajó junto a las Asociaciones para el Desarrollo de los departamentos San Martín, 9 de Julio y General Obligado. Allí se realizaron aportes con la finalidad de otorgar créditos rotatorios destinados a inversiones productivas que mejoren la eficiencia de dichos sistemas.

En los departamentos San Martín y 9 de Julio se brindó asistencia técnica a pequeños productores a través de aportes no reintegrables a las Asociaciones para el Desarrollo para contratar ingenieros agrónomos para el seguimiento y la planificación de dichos establecimientos.

Por otra parte, la provincia adjudicó un aporte no reintegrable a la Municipalidad de Esperanza destinado a la compra de un camión cisterna para la recolección de leche de los miembros de la cooperativa El Molino, que permite que productores de muy baja escala continúen con su actividad y permanezcan en el campo preservando los puestos de trabajo.

Además, el gobierno asistió a los productores lecheros a través de capacitaciones. Durante el 2021 se realizó un ciclo virtual donde se trataron temas relacionados a calidad e inocuidad de leche, bienestar animal, manejo de efluentes y calidad de vida rural.

Por otra parte, luego del estudio técnico realizado por la Dirección Provincial de Vialidad, el Ministerio de Producción, Ciencia y Tecnología lleva a cabo la asignación de aportes no reintegrables a municipios y comunas para la adquisición de insumos y materiales para la construcción y mejorado de trazas rurales incluidas en el programa Caminos de la Ruralidad

Cabe destacar que este programa tiene un gran impacto en el arraigo de quienes viven y trabajan en las localidades más pequeñas. En la actualidad, con la ejecución de dichas mejoras en los caminos rurales se han beneficiado 48 escuelas rurales, a las que asisten más de 800 alumnos, y donde trabajan 163 personas entre personal docente y no docente.

A través de este programa, la provincia aprobó en su primera etapa, la realización de obras en 386 kilómetros de caminos rurales, beneficiando en forma directa a 83 tambos que producen entre 200 y 300.000 litros de leche diarios. A febrero de 2022 se monetizaron 1.160 millones de pesos en aproximadamente 40 distritos de la provincia.

En relación al mencionado programa, Mario Marengo, productor tambero de la localidad de Monte Oscuridad dijo que “en nuestra localidad estamos muy agradecidos con el Programa Caminos de la Ruralidad, ya que recibimos un aporte por más de 30 millones de pesos, con lo cual se mejorará una traza de más de 10 kilómetros, de las que ya se completaron cuatro. En el caso puntual de nuestra colonia, sobre las trazas se encuentran establecidos 70 tambos que tienen que sacar su producción de leche todos los días y las inclemencias del tiempo dificultan esta operación, estos caminos significan una conexión para cada una de las familias”, manifestó.

En tal sentido, el productor Alberto Ramati, de la localidad de San Agustín, donde se está llevando a cabo la mejora de 7,6 kilómetros de ripio, comentó que “esta obra afecta unas 4.000 hectáreas donde hay 7 tambos y una producción aproximada diaria de 22 mil litros”. Valoró además la “predisposición del gobierno provincial para colaborar con la lechería y la producción agropecuaria regional”.

Respecto a Caminos de la Ruralidad, Horacio Barberis, destacó que “se ejecutaron 8 kilómetros de ripio a través de un trabajo articulado entre el municipio y el gobierno provincial”. Y concluyó: “No hay forma de vivir en el campo sin poder llevar a cabo esta tarea con comodidad”.

Te puede interesar