El Centro Científico Tecnológico CONICET Santa Fe cumplió 15 años de ciencia para la región

Tecnología 27 de diciembre de 2021 Por ABC Noticias | Redacción
Se cumplieron 15 años desde que el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas, en el marco de un proyecto de alcance nacional, creara el CONICET Santa Fe, primer Centro Científico-Tecnológico del país. Una iniciativa que sumó fortalezas a la rica historia de desarrollo científico de nuestra región.
PREDIO CONICET PARA LA WEB
El 26 de diciembre de 2006, el CONICET resuelve la puesta en marcha del Centro Científico Tecnológico.

Hace 15 años, el 26 de diciembre de 2006, el CONICET resuelve la puesta en marcha del Centro Científico Tecnológico (CCT) CONICET Santa Fe, organización pionera de la nueva estructura nacional diseñada por el organismo. A partir de esa fecha, fue notorio el crecimiento en cuanto a recursos técnicos y humanos, siendo uno de los centros más grandes del país.

El Dr. Carlos Piña, actual Director del CONICET Santa Fe, describe el impacto alcanzado en la región: “hoy el CCT abarca las acciones del CONICET desde la costa del Río Uruguay hasta el oeste de la Provincia de Santa Fe, incluye 20 Institutos y un Centro de Investigaciones y Transferencia, se vincula con las Universidades de la región -UNL, UNER, UTN, UADER, UNRaf, el INTA- y los gobiernos de las provincias de Santa Fe y Entre Ríos, y cubre las áreas tecnológicas, biológicas, agrarias, informáticas y sociales. Durante este tiempo de pandemia el CONICET Santa Fe ha sido un actor importante en trabajar en pos de la salud de la población y en colaborar en la evaluación del impacto social que nos produjo la Covid-19”.

Al respecto del aniversario, señala el Dr. Mario Chiovetta, primer director del CCT, “la introducción de los CCTs en la estructura del CONICET en el año 2006 representó un cambio importante en la vida de las organizaciones de la investigación científica en nuestro país. Dos vocablos permiten resumir esta importancia: institucionalizar e integrar, y no es casual que ambas palabras sean verbos, rescatando las nociones de acción e inmediatez que conllevan. A comienzos del siglo, el CONICET experimentaba un crecimiento destacado en lo que respecta a la cantidad y tamaño de sus unidades ejecutoras (institutos) en todo el país. El Directorio consideró que era el momento oportuno de ordenar ese conjunto agregando el concepto de territorialidad a la idea de regionalizar la conducción. Se crean entonces los CCTs, una estructura de administración de recursos intermedia entre la Dirección existente y la conducción de cada Unidad Ejecutora”.

Actualmente el CONICET Santa Fe es conducido por un Consejo formado por los directores y directoras de los 20 institutos que lo componen. Se nutre del trabajo de más de 1500 personas -altamente calificadas-, conformando una vasta zona de influencia en producción de conocimiento científico y desarrollo tecnológico para la región.

El Centro Regional

En 1958 se crea el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas -la institución más grande del país-, con el objetivo de estructurar un organismo académico que promoviera la investigación científica y tecnológica en el país. El desarrollo de la actividad y el crecimiento de la institución devino, en 1971, en la creación de los Centros Regionales, un proyecto estratégico para reunir la infraestructura necesaria para la instalación de nuevos institutos y laboratorios, a la par de impulsar la transferencia de conocimientos y la formación de recursos humanos a nivel de posgrado.

En ese marco, se dio el nacimiento del Centro Regional de Investigación y Desarrollo de Santa Fe (CERIDE), en diciembre de 1976, con la finalidad de conformar un “polo científico-tecnológico” que brindase servicios centralizados a los institutos que se siguieron integrando.

Los institutos

Desde la inauguración del INALI en 1962, el primer instituto del CONICET en una provincia argentina, al presente, la actividad científica se fue arraigando fuertemente con la creación de los primeros institutos: para el Desarrollo de la Ingeniería Química (INTEC) en 1975; de Catálisis y Petroquímica (INCAPE) en 1978; de Ingeniería Argentina (INGAR) en 1980 y en 1999, nace el Instituto de Matemática Aplicada del Litoral (IMAL). Siendo estos cinco institutos actuales, los primeros en integrar el CONICET Santa Fe.

Ya en siglo XXI, una nueva generación de institutos se crea bajo el paraguas organizacional del CONICET Santa Fe: en 2007, el Instituto Nacional de Lactología Industrial; en el 2008 el Instituto de Agrobiotecnología del Litoral; en 2013, el Centro de Investigación en Mecánica Computacional, el Instituto de Ciencias Veterinarias del Litoral, el de Física del Litoral y el de Salud y Ambiente del Litoral; en 2014, el Instituto de Investigación en Señales, Sistemas e Inteligencia Computacional; en 2015, el Instituto de Humanidades y el de Ciencias Sociales del Litoral. A este importante conjunto se sumó en 2016, el Centro de Investigación Científica y de Transferencia Tecnológica a la Producción, creado en 1995 en la ciudad de Diamante, Entre Ríos. Posteriormente, en 2016, surgen el Instituto de Química Aplicada del Litoral, en 2017, el Instituto de Estudios Sociales y el Instituto de Investigación y Desarrollo en Bioingeniería y Bioinformática; en 2019, el Instituto de Ciencias Agropecuarias del Litoral y, finalmente en 2020, el Instituto de Ciencia y Tecnología de los Alimentos de Entre Ríos y el Instituto de Investigación de la Cadena Láctea.

Es importante señalar que gran parte de esta fecunda labor de creación de muchos de los institutos, se logró fruto del esfuerzo mancomunado con organismos y universidades de la región, a saber: la Universidad Nacional del Litoral, la Universidad Nacional de Entre Ríos, la Universidad Tecnológica Nacional Regional Santa Fe, la Universidad Nacional de Rafaela, la Universidad Autónoma de Entre Ríos y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria - Estación Experimental Rafaela.

El predio CONICET

En el año 2002, el crecimiento del plantel de científicos, profesionales, técnicos y becarios, la multiplicación de proyectos de investigación y la necesidad de prestaciones acordes a los nuevos tiempos, llevó a que el entonces CERIDE diera un nuevo paso y comenzara el traslado de algunos servicios e institutos hacia su nuevo emplazamiento de 29 hectáreas ubicado en el Paraje El Pozo, al norte de la Ruta Nacional Nº 168, denominado “Predio CONICET Santa Fe”.

En paralelo y como política para potenciar la transferencia de conocimientos y la vinculación con el medio, se impulsó la creación del Parque Tecnológico Litoral Centro (PTLC), experiencia pionera en el país y hoy en plena actividad.

“Se debe destacar la visión del Dr. Alberto Cassano, quien bregó para que las instalaciones actuales del Predio, que lleva su nombre, fueran una realidad”, remarcó el vicedirector del CONICET Santa Fe, Aldo Vecchietti, y agregó: “el Predio se trata de un conglomerado único en el país. En él se integran diversos actores como los institutos de investigación, las empresas de producción y el PTLC; este último integrado por los gobiernos provincial y municipal de Santa Fe y Entre Ríos, la UNL, CONICET y el CCT. Todos trabajando de manera coordinada en la promoción y ejecución científica”.

Diariamente desarrollan sus actividades en el Predio CONICET “Dr. Alberto Cassano” más de 1.000 personas entre científicos, científicas, personal de apoyo, becarios, becarias, personal de gestión y de las empresas incubadas.

El futuro

CONICET Santa Fe ha crecido mucho, incorporando equipamiento, infraestructura y personal, recursos que permiten brindar más y mejores servicios para la creación de conocimiento. Se espera que este camino de éxito recorrido se acreciente en los próximos años apoyado en la reciente aprobación de la Ley Nacional de Financiamiento de la Ciencia y Técnica. Legislación que incrementa los fondos destinados a investigación y cuya aplicación prevé el aumento de la cantidad de investigadoras e investigadores y del personal necesario para fortalecer el sistema científico y como consecuencia a la economía e independencia de nuestro país.

Y concluye el director: “en los siguientes dos o tres años estaremos construyendo el edificio nuevo del INLAIN, terminaremos de cerrar las calles internas del Predio con pavimento intertrabado, seguiremos bregando por mejorar las condiciones de trabajo del personal, desarrollando y adecuando el predio, incrementando la prestación de servicios, adquiriendo nuevos equipos para la comunidad científica, para que sigamos haciendo ciencia de calidad  y transfiriendo el conocimiento adquirido, de tal manera que contribuyamos en mejorar las condiciones de vida de los argentinos”.

Te puede interesar