La municipalidad de Santa Fe participa en varios temas de la XXVI Cumbre Mercociudades

El secretario de Desarrollo Urbano municipal, Javier Mendiondo expuso en la temática Planificación Estratégica y Áreas Metropolitanas. Posteriormente, se realizó la Reunión del Consejo, de la que formó parte el intendente Jatón.
MERCOCIUDADES
El municipio santafesino participó en la exposición y disertación de distintos temas en la Cumbre Mercociudades.

Hasta este viernes 3 de diciembre se desarrolla en el partido bonaerense de Esteban Echeverría, la XXVI Cumbre Mercociudades. La municipalidad de Santa Fe participa en la exposición y disertación de distintos temas. El jueves, en la segunda jornada, se realizaron las reuniones del Consejo y la Dirección Ejecutiva de Mercociudades, en las que participaron autoridades locales de 10 países de la región. A esto se sumaron los seminarios: “Ciudades periféricas, territorios esenciales para el desarrollo de las áreas metropolitanas” y “La ambición climática de las Mercociudades”.

Otro momento destacado de la jornada lo conformaron las reuniones de las siguientes instancias temáticas de la Red y en las que Santa Fe tuvo un rol activo. Se desarrollaron distintas mesas con temas como Ambiente y Desarrollo Sostenible, Cultura, Derechos Humanos, Juventudes, Planificación Estratégica y Áreas Metropolitanas, Desarrollo Económico Local, Desarrollo Social, Seguridad Ciudadana, Género e Integración Fronteriza.

Avanzar a nivel metropolitano

La ciudad de Santa Fe participó de manera presencial de la reunión sobre Planificación Estratégica y Áreas Metropolitanas. El secretario de Desarrollo Urbano de la municipalidad, Javier Mendiondo, fue el responsable de detallar cómo se trabaja a nivel metropolitano en la gestión de riesgo y, a nivel local, se refirió a las políticas de planificación urbana.

En primer lugar, contó a los integrantes de la mesa y a los que participaban por zoom, que la provincia de Santa Fe tiene desde 2016 cinco áreas metropolitanas: Rosario, Reconquista, Rafaela, Venado Tuerto y Santa Fe, abarcando esta última a 14 municipios. En esta instancia, destacó: “A los temas habituales de agenda de coordinación como transporte y residuos, entre otros, por la condición geográfica del lugar que es un humedal, la gestión de riesgo es principal”.

Por ello, el funcionario destacó que “en distintos momentos se deben enfrentar diferentes desafíos, como el que se atraviesa ahora, con una bajante histórica en la cuenca del Río Paraná que trae algunos problemas de contaminación y en la calidad del agua potable”. A su vez, mencionó fenómenos importantes como las inundaciones que sucedieron en 2003, 2007 y 2016.

Esto permitió una planificación estratégica del territorio y una evaluación sobre qué modelo aplicar en cuanto a la ocupación del espacio. “Tenemos una ley provincial de zonas inundables pero el desafío es avanzar, a nivel metropolitano, en una política coordinada de zonificación de riesgo para estar preparados y saber cómo actuar”, agregó Mendiondo.

Desarrollo urbano

A nivel local, Mendiondo mencionó dos ordenanzas que sancionó el Concejo Municipal vinculadas a la planificación urbana. Se trata de los Códigos de Habitabilidad y de Patrimonio. El primero reemplaza el Reglamento de Edificaciones Privadas, el cual había sido sancionado en 1976 y que, además de estar desactualizado en diferentes aspectos, carecía de una perspectiva o concepción integral de la ciudad.

Mientras, el Código de Patrimonio Urbano Arquitectónico actualiza la normativa vigente desde 1996 y, principalmente, modifica el criterio actual que establece cuáles son los edificios considerados patrimoniales; extiende la protección, además de inmuebles, a tramos, ámbitos, áreas, paisajes urbanos o sitios; propone un Catálogo de Bienes del Patrimonio; e impulsa incentivos para promover la protección, entre otras cuestiones.

“Estas dos ordenanza marcan estructuralmente la construcción de la ciudad. Desde ese punto de vista y luego de un proceso largo de diálogo se logró la aprobación. Actualizamos normativas que cambian la mirada hacia la habitabilidad como garantía de calidad de vida, es decir cambiar los paradigmas, pensando en los desafíos que se vienen a futuro”, destacó el secretario.

Te puede interesar