El Consejo de las Infancias de Santa Fe lanzó su propuesta "Por fin alguien me necesita"

Niñas y niños de distintos barrios de la capital provincial pudieron compartir durante el año un espacio de escucha. Visitaron el Concejo Municipal y se interiorizaron sobre cómo funciona, además acercaron sus recomendaciones para la ciudad.
CONSEJO INFANCIAS GALERIA
Los integrantes del Consejo de las Infancias visitaron el Concejo Municipal de la ciudad de Santa Fe.

Los integrantes del Consejo de las Infancias visitaron el Concejo Municipal de la ciudad de Santa Fe y luego de recorrerlo, ocuparon las bancas del recinto y pudieron contar cómo vivieron la experiencia. Además, durante la jornada, acercaron sus recomendaciones para la ciudad y concretaron el lanzamiento de la propuesta 2021 denominada "Por fin alguien me necesita".

El Consejo de las Infancias es un proyecto que impulsa la municipalidad de Santa Fe desde la Secretaría de Educación y Cultura. Es un espacio para promover la palabra de los niños y niñas y realizar una escucha activa de sus deseos e inquietudes. Todas las actividades empiezan jugando. Los encuentros son para sentir, pensar el cuerpo, el nombre y el barrio. También para conocer a pares de distintos lugares de la ciudad. Las edades rondaban entre los 8 y los 10 años.

Los temas que se trabajaron en los diferentes encuentros fueron el nombre propio, recorridos fuera y dentro de la casa, el barrio y los vecinos, cómo envío una carta y a quién se la mando, la semana del humor, armar una bitácora, los miedos, mudanzas, sueños y pesadillas, chistes, comida, abuelos, la inundación, entre otros.

En esta edición 2021 participaron 20 niñas y niños de distintos barrios de Santa Fe como Santa Rosa de Lima, Sargento Cabral, San José, Nueva Pompeya, Los Hornos, San Martín, Padre Atilio Rosso, UPCN Sayago, Don Bosco; y los encuentros se realizaron en los barrios Las Flores y Padre Atilio Rosso.

En esta línea, los consejeros se pronunciaron a favor de la recuperación del diario o cuaderno como espacio donde escribir anécdotas, pensamientos, y todo lo importante para las infancias. Y dejaron una serie de consejos y recomendaciones para la ciudad entre las cuales se encuentran: comer bien como frutas y verduras, tomar agua; jugar a la escondida, soga, toca (consejo para el aburrimiento); quedarte estatua por 15 segundos; cantar una canción en otro idioma; inventar un saludo secreto; abrazar un árbol por 5 segundos; gritar, bailar tango, respirar 10 veces (consejo para el enojo) y hablar con alguien de otro país, ¡quedate más días, suerte! (consejo de viaje).

Te cuento algo

Santino Campodónico de 9 años de edad, uno de los niños que llegó hasta el Concejo Municipal, contó, al igual que sus compañeros, cuáles son las cosas que quieren que cambien en sus barrios. Además detallaron cómo fue el trabajo dentro del Consejo de las Infancias y cómo vivieron la experiencia. “Vivo en barrio Mayoraz y ahí las luces están rotas; y en Los Hornos, se necesita el arreglo de las calles. Estos son mis dos deseos”, dijo.

Por su parte, la subsecretaria de Gestión Cultural y Educativa, Huaira Basaber, contó: “El Consejo de las Infancias se llama Te cuento algo y fue celebrado en el comienzo de la gestión y la importancia es poder escuchar otras voces, las de las infancias con nuevos consejos”. La funcionaria dijo que “durante este año surgieron propuestas como: Por fin alguien me necesita, consejos contra el aburrimiento y para salidas distintas, entre otras”.

En esa línea, la subsecretaria expresó la importancia de “pensar las políticas públicas con este otro pensamiento mágico, desde la imaginación, y nos llevó a que el año pasado haya una propuesta para que todos los santafesinos y santafesinas nos demos unos momentos para tener la cabeza en las nubes, así que esta propuesta hoy está inscrita en las Veredas para Jugar y en las Rayuelas, quedó como una marca de lo que el Consejo va proponiendo en cada instancia”.

Milagros Porporato, es una de las consejeras que tiene el rol de escucha y contó cómo se pone en marcha esta iniciativa: “Primero se recorren las escuelas de Santa Fe para convocar a los niños y niñas a participar del Consejo, luego a partir de talleres y distintas dinámicas se los invita a pensar qué ciudad ellos quieren hoy, no pensando en el futuro porque son el presente, es decir, no pensar en las infancias del mañana”.

“Que quieren que haya en las plazas, qué juegos en las veredas y qué mejoras en la ciudad que ellos quieren habitar. La intención es que esas ideas que ellos traen, esa palabra de las infancias se puede después reflejar en la ciudad. Como escuchadora junto a un equipo, somos los que luego las transmitimos”, agregó más adelante Porporato.

Al cierre de la actividad, los niños y niñas se llevaron un obsequio, el diploma por la participación en el Consejo y una bitácora “para poder contar todas sus intimidades, secretos, para que guarden una memoria de su infancia”, resaltó la funcionaria municipal. Se trata de un cuaderno para guardar ideas, escribir y dibujar pensamientos, contar historias y tal vez transformarlo en un libro de la infancia para atesorar en la adultez.

Te puede interesar