Abrió sus puertas la Reserva Natural Urbana del Oeste de la ciudad de Santa Fe

Es un espacio destinado a la concienciación y preservación ambiental. Se hacen visitas guiadas para conocer el sistema hídrico de la ciudad; y además funciona un vivero de sitio donde se producen los árboles y plantines que se colocan en los espacios públicos.
RESERVA DEL OESTE DESTACADA
La Reserva Natural Urbana del Oeste abrió sus puertas a la comunidad santafesina.

La Reserva Natural Urbana del Oeste abrió sus puertas a la comunidad. Está ubicada en Gorostiaga y la Circunvalación Oeste y es un lugar destinado a la concienciación y preservación ambiental, y el cambio climático. El intendente Emilio Jatón recorrió el lugar, formó parte de las visitas guiadas que se hicieron en la jornada y se interiorizó en detalle sobre lo que va a poder descubrir el santafesino que también visite este sitio.

Este espacio de 140 hectáreas abarca dos reservorios hídricos de la ciudad que tienen como finalidad recibir los excesos hídricos disminuyendo el riesgo de inundaciones por lluvias. La reserva cumple además un servicio ambiental fundamental que beneficia a toda la población, conservando muestras representativas de la biodiversidad del valle del río salado y de los humedales de la región.

Esta reserva, que cuenta con un centro de interpretación y varios auditorios, se constituye como un sitio para aprender y disfrutar de un lugar emblemático de la ciudad. A todos los visitantes se les recomienda asistir con ropa cómoda y clara, gorros para el sol, botellas para hidratarse y protector solar. Para las visitas guiadas se deberá reservar un turno que se saca en la página oficial del municipio: www.santafeciudad.gov.ar o llamando al teléfono 3424 06-9416. El lugar está abierto de 7 a 14 horas y los recorridos se podrán hacer tres días a la semana incluido los sábados.

Un lugar para descubrir

“La clave de esta reserva natural urbana del oeste y del vivero de sitio que también funciona acá es crear conciencia acerca del medio ambiente. Tuvimos visitas de adultos mayores, de escuelas y también se está trabajando con un grupo de jóvenes acerca de cómo crear conciencia sobre el dengue, pero a todos se les enseña cómo funciona el sistema de drenaje en la ciudad porque para que tomemos conciencia de las cosas hay que conocerlas”, resumió el intendente Emilio Jatón.

Por su parte, el secretario de Ambiente, Edgardo Seguro, dio detalles sobre este sistema de drenaje que funciona en la ciudad y que al visitar esta Reserva podrán conocer. “Es una ciudad que se amuralló y para poder sacar el agua de lluvia, necesitan los reservorios y las estaciones de bombeo, es un sistema grande y complejo que hace a la vida de la ciudad y acá se podrá conocer en detalle”, dijo.

“En este lugar hay una vegetación muy particular y muchas aves; y este lugar nos permite mostrar a los chicos cómo el agua puede llegar sucia, como la naturaleza toma el lugar y empieza a purificarla. Es todo un sistema natural muy importante y después de lo que nos pasó con la inundación es muy importante preservar este lugar”.

Pero también está el vivero de sitio que tiene una función muy importante porque produce plantas para la ciudad, pero también árboles nativos para repoblar y empezar a eliminar especies exóticas que son invasivas. Una de las visitas guiadas que se hace tiene que ver con recorrer el lugar, pero también con hacer sus propios plantines y luego se lo llevan.

Tanto el intendente como el secretario de Ambiente recordaron cómo estaba este espacio que abrió sus puertas. “Si apelamos a la memoria o vemos fotos esto era un basural. Ahora se recuperó como una plaza lúdica, pero también de producción. Es una readecuación del ambiente, pero también nos permite ver la ciudad, se combina la naturaleza con lo urbano por eso reserva natural urbana, pero es como vivimos y le da a la ciudad un lugar nuevo, atractivo para visitar”, cerró Seguro.

Para reciclar

En el día de la apertura se incorporó una actividad sobre el reciclaje de los materiales secos como papel, cartón, plástico, telgopor, y latas que trajeron desde sus hogares las personas que se acercaron al lugar y los depositaron en el lugar correspondiente en los contenedores del eco punto móvil de reciclado de la ciudad.

A cambio se llevaron semillas para la huerta urbana, chip de leña y plantines. Este material reciclable tiene como destino la planta de clasificación del Complejo Ambiental de la Ciudad operado por la Asociación Dignidad y Vida Sana, que los separa y comercializan como una forma de sustento, incorporándolos a un sistema productivo, propiciando así una economía circular.

Te puede interesar