El trabajo conjunto entre la UNL y una empresa privada permitió la producción de camisolines

La UNL y la empresa Perlade SA llevan adelante proyectos tecnológicos conjuntos que permiten brindar una solución rápida a efectores de salud durante la pandemia del Covid-19: la producción de batas y camisolines descartables y 100% reciclables.
UNL BATAS DESTACADA
Se destaca la generación de una línea de producción de batas y camisolines destinados a los efectores de la salud.

Con el objetivo de fortalecer vínculos, evaluar resultados obtenidos y proyectar nuevos espacios de trabajo entre el sistema universitario, el científico y el sector productivo; representantes de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) visitaron las instalaciones de la empresa Perlade SA, productos Polycopp. Esta iniciativa tiene que ver con el fuerte trabajo que mantiene esta casa de estudios para evidenciar el alto potencial institucional de gestión y de las capacidades científicas y tecnológicas de los grupos de investigación de la UNL para generar conocimiento comprometido con las necesidades de la comunidad.

Puntualmente, con esta pyme santafesina, se viene trabajando desde el 2019, en el diseño, presentación y ejecución de distintos proyectos de innovación y modernización tecnológica. Actualmente se destaca la generación de una línea de producción de batas y camisolines destinados a los efectores de la salud, especialmente diseñados para la atención de pacientes afectados por el virus Covid-19. Este proyecto, que aún está vigente, surgió ante la necesidad de elementos de protección destinados al personal de hospitales y sanatorios para evitar el contagio de la enfermedad provocada por el virus del SARS-Cov-2, como también, frente a la escasez de estos productos en el país debido a su alta demanda. Para esta nueva línea, se realizó una exhaustiva búsqueda de alternativas de posibles materiales, observando que los camisolines podían realizarse con films de polietileno, uno de los principales insumos de Perlade SA. Este material cumple con requisitos sanitarios, está disponible en el mercado local y, a su vez, puede ser reciclado si se le realiza un tratamiento de desinfección previo. Este desarrollo se realizó en conjunto entre la empresa Perlade S.A. y un grupo de investigación de la Facultad de Ingeniería Química (FIQ – UNL). Para su concreción la empresa obtuvo un crédito FONDEP del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación para modernización tecnológica y el grupo de investigación recibió financiamiento de la Convocatoria del Programa de Articulación y Fortalecimiento Federal de las Capacidades en Ciencia y Tecnología COVID-19, que pertenece al Ministerio de Ciencia, Tecnología de Innovación de la Nación en conjunto con el Consejo Federal de Ciencia y Tecnología. El proyecto fue una de las 138 propuestas elegidas, entre más de 500. 

Christián Nemichenitzer, comentó que “desde la Secretaría de Vinculación y Transferencia Tecnológica de la UNL, a través del Centro para la Transferencia de los Resultados de la Investigación (Cetri Litoral), hemos acompañado a la empresa en la detección de oportunidades de financiamiento para la mejora de la competitividad, así como en la gestión integral de los fondos obtenidos”.

Generación y transferencia de conocimientos a empresas

“Esta es una empresa (Perlade SA) con la cual la Facultad (FIQ - UNL), tiene distintos proyectos. Actualmente, el proyecto vigente está relacionado con la fabricación de camisolines y batas, esto fue una necesidad planteada desde la empresa para responder a una demanda que partía del medio, específicamente de los sanatorios y hospitales para proteger a personal de salud que trabaja frente al virus del COVID-19”, comentó Bonivardi. Esta iniciativa es parte de las tareas que la FIQ-UNL realiza en materia de vinculación tecnológica, donde distintos grupos de investigación de la facultad brindan soluciones a demandas de las empresas, es decir, para resolver problemáticas que aparecen en distintas partes el sector productivo. “En este caso particular, el grupo de I+D+i que lleva adelante el proyecto se compone de docentes investigadores de la cátedra de Higiene, Seguridad y Métodos de Trabajo del Departamento de Ingeniería Industrial de la FIQ”, aseguró el decano.

El proyecto denominado “Desarrollo y diseño de un sistema para corte y armado de batas o camisolines de films de polietileno desechables y reciclables”, “surge a raíz de la inquietud de varias instituciones relacionadas a la salud que necesitaban camisolines de protección que sean descartables para poder atender a los pacientes de COVID o enfermos graves de este virus”, comentó el ingeniero Federico Coppola. “Actualmente se están comercializando en todo el país, tienen muy buena llegada y los clientes están satisfechos con la protección que brinda el camisolín”, aseguró el presidente de la empresa.   

Durante el encuentro, además se destacó que la incorporación de esta nueva línea de producción en la empresa también significó sumar trabajadores que hoy siguen vinculados a la firma, esto manifiesta la importancia que este tipo de innovaciones tecnológicas significan a nivel productivo.

Sobre Perlade SA

La empresa nace en 1970 bajo la denominación Polycopp SRL y, en el2003 se transforma en Perlade SA productos Polycopp. Trabaja en la fabricación de todo tipo de bolsas de polietileno en alta y baja densidad, bolsas ecológicas, impresas y lisas, coberturas para el agro, bolsas comerciales e industriales. Se encuentra localizada en la ciudad santafesina de Santo Tomé y comercializa sus productos en Argentina y los países del Mercosur. “Desde Perlade SA nos comprometemos con el medio ambiente ofreciendo bolsas con un aditivo oxi-biodegradable que rompe los enlaces de carbono-carbono, transformándose en productos sensibles a la luz solar, humedad, temperatura, y otros factores ambientales que inician un proceso de degradación natural”, explicó Coppola. Se trata de un mecanismo innovador que posibilita mantener las propiedades de resistencia y seguridad en el contacto con los alimentos, como si se tratase de bolsas tradicionales. Además, la empresa desarrolla parte de sus líneas de productos con material reciclado para lo cual cuenta con una maquina recicladora en la misma planta orientada a la recuperación y manejo de plásticos, asegurando su reutilización.

Te puede interesar