Fue inaugurada la Sala Ariel Ramírez en la Estación Belgrano de Santa Fe

Contiene la muestra permanente “100 años, 100 canciones” que recupera valiosos materiales documentales y personales del artista, una muestra fotográfica y actividades pedagógicas para acercar las infancias a la música popular.
SALA ARIEL RAMIREZ DESTACADA
Se abrió un nuevo espacio educativo y cultural dedicado a conmemorar la vida y obra Ariel Ramírez.

La municipalidad de Santa Fe inauguró un nuevo espacio educativo y cultural dedicado a conmemorar la vida y obra del pianista y compositor santafesino Ariel Ramírez, en la planta alta de la Estación Belgrano. Contiene la muestra permanente “100 años, 100 canciones” que recupera valiosos materiales documentales y personales del artista, una muestra fotográfica y actividades pedagógicas para acercar las infancias a la música popular.

“Las ciudades hablan por su cultura. Hablan a través de lo que hacen sus actores, actrices, los que pintan, los que bailan, los que hacen música”, dijo el intendente Emilio Jatón. La Sala Ariel Ramírez era el motivo del encuentro y la celebración, que tuvo lugar en la planta alta de la Estación Belgrano, donde quedó inaugurado el nuevo espacio cultural y educativo dedicado al pianista y compositor.

El mandatario vinculó este acontecimiento con la recuperación reciente de espacios como el Museo Municipal de Artes Visuales “Sor Josefa Díaz y Clucellas”, el Mercado Progreso y el Anfiteatro “Juan de Garay”. Ratificó su compromiso con esa política porque “en esos espacios transcurre la vida cultural de la ciudad y Santa Fe es una ciudad muy viva, que necesita tenerlos en las mejores condiciones”. En esa línea, también anticipó que la nueva Sala Ramírez funcionará a futuro como ingreso a un auditorio contiguo, que también será destinado para actividades culturales y tendrá capacidad para 400 personas.

Los primeros acordes de “El Paraná en una zamba”, en las manos de Bruno D’ amato, llevaron la atención del público hacia el centro de la sala, donde el piano Leipzig que perteneció a Ariel Ramírez volvió a sonar después de mucho tiempo. Allí permanecerá y seguirá sonando, aseguró el intendente, “porque forma parte del acervo cultural de los santafesinos”. La presentación artística que acompañó el acto también contó con las pianistas Andrea Espíndola y Alejandra Bontempi. La pareja de danzas folclóricas que integran Rubén Forlin y Florencia Passoni, acompañó las interpretaciones de “Los inundados”, “Zamba de usted” y “La tristecita”.

Poner en valor

El secretario de Educación y Cultura, Paulo Ricci, contó cómo se proyectaron los contenidos. Explicó que están basados en la Colección Ariel Ramírez, que es patrimonio del Museo del Teatro Municipal a partir de la donación que hizo la familia de Ramírez a la Municipalidad de Santa Fe, y que hasta ahora se encontraba en el Centro de Interpretación. Además, se incorporaron para la muestra materiales del Museo de la Ciudad y del Archivo de la Imagen Documental Santafesina.

El resultado, consideró, “es una muestra interactiva, pedagógica, que contiene la parte emotiva, biográfica, de la memoria de la infancia y juventud de Ariel Ramírez en nuestra ciudad, poniendo en valor su condición de santafesino. Porque más allá de recorrer la Argentina y el mundo entero con su música, siempre llevó la esencia santafesina, no solamente en sus composiciones sino también en su forma de ser y su mirada. Eso también es parte de lo que queremos poner en valor, no solo con esta sala sino con todos los homenajes que la Municipalidad lleva adelante conmemorando el centenario de su nacimiento”.

Un relato en primera persona, que recupera la propia voz de Ramírez, organiza el recorrido por la muestra permanente “100 años, 100 canciones”. La primera parte se enfoca en sus primeros años, su infancia y juventud ligada a instituciones educativas de la ciudad, a sus primeros maestros y referentes en la música. Su vida avanza después a través de viajes y encuentros con personas que serían cruciales en su evolución personal y artística, como Atahualpa Yupanqui, que le facilitó el acercamiento al folclore del norte del país; o el primer viaje a Europa, donde tomó contacto con la historia que inspiraría la “Misa Criolla”.

El derrotero continúa marcando obras emblemáticas de su producción como “Mujeres argentinas”; la “Cantata sudamericana” que estrenó en 1973, junto a Mercedes Sosa, en el Teatro Municipal “1° de Mayo”; o “Los inundados”, que Fernando Birri usó en su película, basada en un cuento de Mateo Booz.

Pedagógica e interactiva

Otro espacio destacado visualmente lo ocupa el plan educativo “La música va a la escuela” que realizó Ariel Ramírez en 1983, cuando estuvo al frente del Centro de Divulgación Musical de la Ciudad de Buenos Aires. Esa faceta pedagógica de su obra, tal vez la menos explorada cuando se habla de su producción, se conecta con el proyecto “Ariel va a la escuela” que la Municipalidad presentará próximamente para las escuelas primarias de la ciudad. Ese material inspira también una serie de propuestas lúdicas pedagógicas que se desarrollarán para la sala en una segunda etapa y funcionarán como activadores de la muestra permanente con el acompañamiento de un equipo mediador, en visitas que podrán programarse.

La música puede acompañar al público durante todo el recorrido, a través de una playlist de 100 canciones que se puede escuchar tanto en la sala como fuera de ella, ya que se accede a ella con cualquier dispositivo móvil, escaneando un código QR o a través de la web Capital Cultural.

La incorporación de estos recursos responde al objetivo de democratizar los contenidos y el patrimonio de los museos municipales, como ocurre con el trabajo del Archivo de la Imagen Documental Santafesina, junto a Wikimedia Argentina. La Sala Ramírez refleja este proceso con la muestra fotográfica “Puntos que conectan”. “¿Cómo explicar que una obra de raíz latinoamericana puede ser lo suficientemente extraordinaria como para tender un puente entre Alemania e Israel, pasando por el Vaticano, a pocos años de finalizada la Segunda Guerra Mundial?”. Sobre ese interrogante se despliegan 30 fotografías seleccionadas entre las 100 que fueron liberadas el pasado 4 de septiembre, en coincidencia con el nacimiento del artista.

Hasta el 10 de diciembre

Ricci enmarcó la inauguración de la Sala Ariel Ramírez en el Programa “Un año para celebrar cien años”, en torno al cual se fue construyendo una agenda nutrida de acciones. En ese marco ya se realizaron el Concurso Nacional de Composición de Composición y Arreglos; y el concierto del pasado 3 de septiembre, en el que la Banda Sinfónica y el Coro Municipal estrenaron los arreglos y obras originales que fueron premiadas en ese certamen.

El 7, 8 y 9 de octubre habrá tres fechas en el Mercado Progreso, donde artistas santafesinos de tango, jazz y folclore interpretarán versiones de las composiciones más destacadas de Ariel Ramírez. En noviembre más de 300 niñas, niños y adolescentes protagonizarán dos conciertos en el Anfiteatro “Juan de Garay” del Parque Sur, con la participación de coros y orquestas de instituciones de educación musical, acompañados por organismos profesionales. El cierre de la programación musical será el 10 de diciembre, con un concierto que contará con la presencia de Facundo Ramírez, también pianista como su padre, junto a la Orquesta Sinfónica Provincial para interpretar canciones de discos emblemáticos como “Mujeres Argentinas”, la “Misa Criolla” y el “Concierto cuyano”, una obra inédita que se estrenará en el Anfiteatro.

Para consultar la agenda completa, ingresar a “Un año para celebrar cien años” (https://www.santafeciudad.gov.ar/capitalcultural/ariel-ramirez/).

Te puede interesar