Se realizó un taller para aprender a detectar y actuar frente a la violencia de género digital

La Defensoría del Pueblo, junto a la Defensoría de Niñas, Niños y Adolescentes y a la ONG Faro Digital, organizaron un taller que se denominó “La violencia digital también es violencia: Frenemos la violencia de género también en internet”.
DEFENSORIA TALLER
Se realizó el taller “La violencia digital también es violencia”.

Los defensores a cargo, Gabriel Savino y Jorge Henn, junto a la defensora de Niñas, Niños y Adolescentes, Analía Colombo, y la organización no gubernamental, Faro Digital, llevaron adelante el taller “La violencia digital también es violencia: Frenemos la violencia de género también en internet”.

La actividad, que fue organizada por las tres instituciones, se desarrolló el pasado miércoles de manera virtual, estuvo a cargo de las profesionales Guadalupe Conesa y Milagros Schroder, ambas integrantes de la ONG y contó con la presencia del ex defensor a cargo, Luciano Leiva.

Gabriel Savino, agradeció a las integrantes de Faro Digital que “nos brindan estas capacitaciones que visibilizan temas que conviven con nosotros en el día a día y muchas veces naturalizamos y no los advertimos”, y agregó: “La legislación está aletargada con respecto a estas realidades, como por ejemplo en lo relacionado al derecho al olvido, por lo que es imperioso iniciar y dar públicamente este tipo de debates para lograr construir una sociedad más justa donde estén más y mejor protegidos los derechos”.

Por su parte, Jorge Henn señaló que “hay un proceso de estereotipos que hoy están fuertemente arraigados en las redes sobre los cuales nos debemos interpelar, y festejamos que estos debates se den y que sean protagonizados por quienes tienen que protagonizarlos, que son las mujeres”, y remarcó la importancia del taller que permite “repensar ese modelo de sociedad que queremos, un modelo de sociedad que evidentemente tiene que ser mucho más pacífico, mucho más humano y más inclusivo”.

A su turno, Analía Colombo, hizo hincapié en la importancia de “poder conversar sobre el aumento significativo de todo tipo de formas de violencias que hay, incluyendo la violencia digital, donde están inmersos obviamente la población de Niñas, Niños y Adolescentes, ya que son nativos digitales”, y agregó: “Es por esto que este espacio de diálogo y encuentro es importante no solamente a los fines de detectar sino a los fines de prevenir violencias”.

Por último, también hizo uso de la palabra el ex defensor a cargo, Luciano Leiva, quien invitó a pensar en la violencia “como una construcción social e histórica que tiene que ver con los modos en que las sociedades nos organizamos y en la manera en que los hombres y las mujeres nos relacionamos”, y amplió: “Las causas sobre las que se construyen estos fenómenos de violencia tienen que ser pensados en el conjunto y en lo macro de las sociedades, por lo que en sociedad más injustas y más desiguales seguramente vamos a encontrar más violencia”.

El taller

Durante el taller, se abordó la construcción histórica de la violencia de género y se invitó a reflexionar acerca de sus implicancias relacionadas con las réplicas en los espacios digitales. En primera instancia se abordó la definición de violencia de género que, según la ONU, “es todo acto de violencia que resulte, o pueda tener como resultado un daño físico, sexual o psicológico para la mujer, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada”.

Sobre la violencia de género digital marcaron las características a tener en cuenta entre las que se encuentran mayores y diversas posibilidades de control; falsa sensación de anonimato; impacto y viralización; exacerbación de estereotipos; dificultades para eliminar material indeseado y facilidad para dañar la reputación.

Luego, dieron cuenta de algunas formas de violencia de género digital como la vigilancia digital; el robo y difusión de información privada; el acoso; la exigencia de envío de imágenes o información íntima; difusión de imágenes intimas sin consentimiento; sextorsión; discurso machista y estereotipos de género.

Por último, señalaron que frente a estas situaciones es clave identificar responsabilidades, no colocar el foco en las acciones de la víctima y pensar situaciones en perspectiva y contexto. También recomendaron incluir lo digital a la hora de hablar de educación sexual integral y ante estas situaciones denunciar en las plataformas y en la justicia.

Te puede interesar