Unas 40 familias de los barrios San Agustín y Loyola se convirtieron en propietarias

El intendente Emilio Jatón encabezó la entrega de este primer grupo de un total de 120 títulos que se otorgarán en diferentes barrios, además de los 80 que ya se llevan entregados. Es un trabajo conjunto de la municipalidad con los colegios de Agrimensores y de Escribanos.
FAMILIAS PROPIETARIAS DESTACADA
El intendente Jatón encabezó en el Jardín Botánico la entrega de 40 escrituras a familias de San Agustín y Loyola.

El intendente Emilio Jatón encabezó en el Jardín Botánico la entrega de 40 escrituras a familias de San Agustín y Loyola. Es el primer grupo de un total de 120 títulos de propiedad de diferentes barrios que, en función de los protocolos de prevención, se irán entregando en las próximas semanas, además de los 80 que ya se llevan distribuidos.

“Cuando estamos entregando escrituras pienso de dónde vienen y hace cuánto tiempo viven en ese lugar. Los barrios Loyola y San Agustín están olvidados desde hace mucho tiempo”, dijo el intendente, momentos antes de hacer entrega de las escrituras.

En esta línea, aseguró que “la realidad de estos barrios del Noroeste va a cambiar”, y por eso mencionó que “tenemos un proyecto hermoso que en menos de 30 días vamos a presentarle a los vecinos”. Y luego agregó: “Ya empezamos a trabajar en San Agustín con la colocación de columnas para una nueva iluminación, eso les va a dar seguridad. Estamos hermoseando los jardines, arreglando los solares que se convirtieron en Estaciones para que los vecinos tengan donde hacer comunidad”.

“El camino va a ser largo y quizás lento porque nos tocó un momento difícil, pero el objetivo no cambia y es terminar con esos barrios que están postergados para que sean participantes. No podemos hacer una ciudad desde un solo lugar, para nosotros los barrios son muy importantes. El sueño es grande y les pido que nos acompañen porque es difícil hacerlo solos”, manifestó Emilio Jatón.

Luego hizo referencia a la importancia de la entrega de los títulos de propiedad de las viviendas: “Queríamos empezar por esto porque es muy importante que tengan las escrituras. Sirve para sacar un crédito, para ampliar o arreglar la casa, pero sobre todo para que los hijos la hereden. Recuerdo que nuestros padres las guardaban en el lugar más preciado de la casa porque tienen un gran valor. Es más que un papel y por eso les pido que le den la importancia que realmente tiene”.  

El trabajo de regularización dominial se lleva a cabo en forma conjunta con los colegios de Agrimensores y de Escribanos con los que ahora se trabaja para escriturar 300 legajos. Hay 700 planos de subdivisión y mensura preparados para cumplir con el proceso. Vale destacar que los barrios priorizados son los del sector noroeste como San Agustín, Loyola, Cabal, Estanislao López, La Ranita, entre otros, pero también se hace un relevamiento en 29 de Abril, Transporte, Los Hornos y Varadero Sarsotti.

Alegría y tranquilidad

Luego de la entrega de escrituras, Exequiel Bayar, uno de los vecinos beneficiados del barrio San Agustín II destacó: “Hace mucho tiempo que venimos construyendo nuestra casa, así que estoy muy contento por tener la escritura en las manos. Me sorprendieron con el mensaje de la municipalidad. Así que ahora me siento muy tranquilo para poder seguir construyendo. Yo estoy casado, tenemos cuatro hijos, y ahora tenemos la tranquilidad de poder dejarles algo a ellos”.

Por su parte, Adriana Pintos, vecina de Loyola Sur, exhibió con orgullo la escritura y aseguró que siente “mucha felicidad, mucha emoción, esto es algo que genera una alegría bárbara por lograr algo que era tan inesperado para nosotros”. En ese sentido, la vecina repasó que hace 17 años que compró la casa donde vive, “y tenemos tres hijos, y la alegría pasa por ahí, por poder dejarles algo a ellos. En estos 17 años nuestra casa fue mejorando así que esto es como el logro final, hasta hace unos días si algo me pasaba, a mis hijos no les quedaba nada. Ahora sé que sí, y eso es muy importante”.

Seguir trabajando

Por su parte, Paola Pallero, titular de la Agencia Santa Fe Hábitat, indicó que “la escrituración de los lotes municipales es una política que nos fijamos desde el primer día de gestión. La pandemia no nos frenó, seguimos trabajando junto a los colegios de Agrimensores y de Escribanos, y ahora estamos realizando una nueva entrega de escrituras a familias de los barrios San Agustín y Loyola”.

Estos títulos de propiedad se suman a las que el municipio ya entregó en esos dos barrios y también en San Lorenzo, 12 de Octubre, Mosconi, Estrada y Ciudadela, Santa Rita, Estanislao López y Nueva  Esperanza, entre otros. “La regularización dominial, como hemos dicho tantas veces, es un trámite fundamental porque implica que los vecinos y vecinas se convierten en propietarios y propietarias, y pasan a tener la posesión definitiva de sus lotes y de sus hogares”, agregó Pallero. Hay 300 legajos próximos a escriturar y 700 lotes para comenzar el proceso.

Antes de finalizar, la titular de la Agencia Santa Fe Hábitat expresó: “Son familias que hace entre 10 y 30 años que viven en sus lotes que fueron entregados por el Estado municipal y no estaban regularizados. Por eso para ellos es un momento histórico e importante porque a partir de ahora tienen la seguridad y la tranquilidad de ser propietarios”.

Te puede interesar