Piden al ministro de la Producción que reciba a 14 organizaciones de feriantes de Santa Fe

El defensor del Pueblo a cargo Jorge Henn remitió a Daniel Costamagna un oficio solicitando que reciba a artesanos, manualistas y emprendedores de la capital provincial que están atravesando una difícil situación producto de la pandemia.
FERIANTES SANTA FE
Los feriantes santafesinos piden ser escuchados por el gobierno provincial.

El defensor del Pueblo a cargo Jorge Henn envió un oficio al ministro de Producción, Ciencia y Tecnología, Daniel Costamagna, para que recepte los pedidos formulados por artesanos, manualistas y emprendedores de las 14 ferias de la capital provincial nucleados en la Feria de Organizaciones Sociales (FOS), acceda recibirlos y los escuche para conocer de primera mano los inconvenientes que padecen consecuencia de la prolongada inactividad motivada por la pandemia de Covid-19.

Se trata de feriantes que recién pudieron retomar sus actividades en las últimas semanas, tras sumar más de un año y medio sin poder trabajar, luego de que en marzo de 2020 se les impidiera hacerlo por las restricciones derivadas de la pandemia. De estas actividades depende la subsistencia íntegra de muchos de ellos.

Pese a los múltiples reclamos de auxilio, la mayoría de los feriantes solo recibió un bolsón de alimentos a comienzo de las restricciones oficiales dictadas en el marco de la emergencia sanitaria de Covid 19 y nunca lograron ser atendido por el Ministerio de la Producción, que es el área que posee planes de incentivos y asistencias financieras.

El colectivo de ferias de la ciudad integra la FOS (red que nuclea a casi 200 organizaciones y articula la Defensoría) hizo llegar un detallado escrito con estos inconvenientes al defensor del Pueblo a cargo Jorge Henn, quien luego escuchó cada situación en dos reuniones online con representantes de cada espacio. Tras ello, decidió remitir el oficio de manera urgente.

Los representantes de las 14 ferias esperan que se adopten respuestas urgentes para el sector dado su estado de vulnerabilidad, que se ve agravada por la condición de informalidad que caracteriza a tales ocupaciones. En la nota que presentaron al Defensor del Pueblo, los feriantes al aire libre de la ciudad capital hacen una descripción de la gran cantidad de trámites y registros que debieron cumplir para poder acceder a la ayuda oficial sin recibir aún respuestas satisfactorias.

Te puede interesar