La Terminal Verde Municipal obtuvo 16 toneladas de leña

La madera será utilizada en el circuito de la economía social. Además, se procesaron 12 metros cúbicos de chip que se destinarán a plazas y parques de la ciudad capital.
RECOLECCIÓN DE LEÑA EN SANTA FE
La Terminal Verde Municipal obtuvo 16 toneladas de leña y 12 metros cúbicos de chip de leña.

En poco más de un mes de trabajo, la Terminal Verde Municipal obtuvo 16 toneladas de leña y 12 metros cúbicos de chip de leña. Para lograr esta tarea, la planta procesadora que se instaló en Colastiné, recibe diariamente entre 10 y 12 camiones cargados con residuos de poda.

Cabe mencionar que hasta la radicación de la Terminal, ese material se trasladaba hacia el relleno sanitario, lo que implica un viaje de 75 kilómetros entre ida y vuelta, con el gasto de combustible que ello generaba, la emisión de gases y la pérdida de tiempo. También se debe tener en cuenta que este material era enterrado en el relleno sanitario, ocupando volumen y generando un impacto ambiental mayor.

En cuanto a la leña, se destina a asociaciones de la zona que la utilizan como fuente de sustento: en comedores a los cuales asisten y para la venta directa al público, lo cual le da un objetivo social al proceso. En tanto, el chip tiene como destino las plazas y parques de la ciudad, así como también cualquier otro lugar donde se pueda utilizar para el tratamiento del suelo; y, además, se entrega en las jornadas de ecocanje a los vecinos y vecinas de la ciudad que aportan sus reciclables.

El secretario de Ambiente municipal, Edgardo Seguro, indicó que el procedimiento de la planta se suma al circuito “de la economía social, que permite que un residuo que antes iba al relleno sanitario, se convierta en fuente de ingreso de vecinos del propio lugar”. A esto se sumó “el objetivo de reducir el volumen de los residuos de poda para transportarlo, lo cual está logrado”.

Próximamente, la idea es que se trabaje con el material más fino en el compostado del chip. Para ello se realizaron capacitaciones en los viveros municipales, de manera de generar una tierra fértil que va a servir también como fuente de ingreso a la asociación que trabaja en la planta.

La Terminal Verde Municipal

Está ubicada en Colastiné norte, en calle Eucaliptus y el terraplén. La misma se montó para procesar los restos de poda de este distrito, que es el que tiene el mayor volumen de vegetación de la ciudad.

Anteriormente, esa zona representaba al municipio el traslado de más de mil camiones por temporada al relleno sanitario. Se logró una reducción notable en el impacto ambiental, gracias al menor traslado de materiales.

En la planta se desempeñan 8 personas de la dirección de Higiene municipal y 10 personas que conforman una asociación, cuya función es reducir el volumen del material y utilizarlo, es decir, darle una nueva oportunidad a esa madera. Entre otras herramientas, cuentan con una chipeadora, una retropala, motosierras y otros elementos para reducir el tamaño de las ramas que reciben.

Seguro recordó que “la puesta en marcha de la Terminal forma parte de la política de economía circular del municipio y de la reducción de enterramiento de residuos”. Según dijo, “la ciudad de Santa Fe tiene un muy buen relleno sanitario pero para que dure y no tenga un impacto ambiental muy grande tenemos que reciclar los materiales. Una de las formas es darle otra utilización a la madera”, mencionó.

Otro de los objetivos de la iniciativa es “generar una economía circular dentro de un sector social vulnerable, que le permita aprovechar la leña y hacer compost para generar tierra fértil que también se puede comercializar”. Otros proyectos anexos que hoy permanecen en evaluación, son la instalación de un vivero barrial en el que se puedan preparar especies para la comercialización y un taller de carpintería, de modo de aprovechar las maderas de alto valor que llegan a la planta.

Te puede interesar