Florito: "Urge utilizar las 33 camas de la Clínica Sagrada Familia"

La presidenta del bloque Somos Vida Santa Fe se hizo eco de la inquietud y manifestó su preocupación en la última sesión legislativa.
el-instituto-sagrada-familia-la-ciudad-santa-fe

La diputada provincial Betina Florito quiere saber por qué motivo no se están utilizando las camas de la clínica Sagrada Familia -cerrada desde hace un año y en manos del Estado- para la atención de pacientes Covid y no Covid.

Ante la agudización de la crisis sanitaria por el aumento de contagios, Florito sostuvo que “es inadmisible que la provincia esté buscando camas en provincias vecinas para la atención de pacientes infectados con Covid-19 teniendo infraestructura ociosa disponible”. “La actual saturación de los sistemas de salud, la falta de camas en toda la Provincia pero principalmente en la ciudad de Santa Fe, el aumento de casos diarios y las medidas que se encuentran implementando, hacen imperiosa la utilización de toda la infraestructura disponible”, afirmó.

La clínica Sagrada Familia cuenta con 25 camas piso, 8 camas de unidad de terapia intensiva, 5 respiradores, tres quirófanos, salas de diagnóstico por imágenes, laboratorios y demás áreas.

Florito está en diálogo permanente con las autoridades del sindicato de ATSA (Asociación de Trabajadores de la Sanidad) quienes desde un principio se pusieron al frente de este reclamo cuando surgió el conflicto con los trabajadores de la Clínica -enero de 2020- y hoy también están pidiendo para que se ponga en marcha dicha institución. El proyecto que impulsa la legisladora busca conocer cuál es el funcionamiento actual de la mencionada clínica; cuáles son los motivos por los que no se utilizan las camas disponibles: quién o quiénes son los responsables de la administración y la toma de decisiones, y qué cantidad de camas hay disponibles con oxígeno para pacientes infectados con el virus.

IMG-20210408-WA0066

Cabe recordar que la clínica Sagrada Familia es gestionada desde el año pasado por el Ministerio de Salud, a partir de un decreto del gobernador Omar Perotti.

En plena pandemia se priorizó su continuidad tras un convenio firmado con la provincia en el cual se cede el uso del inmueble y las instalaciones al Estado para la asistencia en la emergencia sanitaria. En ese momento no se había podido continuar con la actividad sanitaria ya que, por un conflicto con quienes eran sus dueños, el lugar fue tomado por los trabajadores y fue necesaria una intervención para que se reactive. Además el Estado solventó también el pago de los sueldos adeudados a los trabajadores.

ABC Noticias|Redacción

El Portal del Área Metropolitana Santa Fe.

Te puede interesar