Mantener ambientes ventilados reduce los riesgos de contagios por Covid-19

La ventilación permite que se introduzca aire limpio en un espacio, eliminando de esta manera el aire viciado con el claro objetivo de mantener la calidad del aire.
PERSONAS CAMINAN POR LA CALLE
Las actividades al aire libre disminuyen el riesgo de contraer el virus Covid-19.

La Municipalidad de Rosario, a través de la Secretaría de Salud Pública, recuerda que para reducir el riesgo de contagio de coronavirus, especialistas recomiendan reunirse en lugares abiertos, como un jardín, patio, terraza y/o balcón y si la única opción es dentro de una casa, departamento o sala, dejar todas las ventanas abiertas.

En el exterior, la circulación natural del aire y la presencia del sol son factores que disminuyen el riesgo de cualquier actividad que se realice. En cambio en los interiores se puede diluir la presencia de las partículas virales intercambiando aire en la habitación con aire del exterior.

La ventilación permite que se introduzca aire limpio en un espacio, eliminando de esta manera el aire viciado con el claro objetivo de mantener la calidad del aire en dicho espacio.

Para lograr un ambiente ventilado es importante: abrir las ventanas permitiendo de esta manera que el aire circule de forma cruzada, es decir, que el aire tenga posibilidad de entrar por ventanas y salir por medio de puertas u otras aberturas opuestas a las mismas. Esto disminuye la posible concentración viral dentro del ambiente; evitar el uso de ventiladores, salvo en casas particulares donde se encuentren personas convivientes; mantener limpios todos los sistemas de aire acondicionado y ventilación industrial para edificios. Cabe remarcar que los mismos deben inspeccionarse regularmente.

Cuando no se dispone de aire acondicionado o ventilación (como es el caso en muchas casas y edificios en climas cálidos), es una buena práctica utilizar un purificador de aire, ventiladores y/o ventanas abiertas para recircular y permitir que el aire fresco entre en espacios cerrados. Si se utiliza un purificador de aire, también se debe garantizar un mantenimiento adecuado siguiendo las recomendaciones del fabricante.

En el caso de vehículos y taxis, deben circular por la ciudad siempre con ventanillas abiertas. No debe utilizarse la función de recirculación del aire dentro del vehículo.

El riesgo de disminuir la infección se da en las siguientes situaciones: actividades al aire libre; ambientes ventilados con corriente de aire natural y soleados. En ambientes con aire acondicionado, los filtros deben ser controlados y renovados estando siempre suplementados con sistemas de renovación del aire (purificador/ventanas naturales).

El riesgo aumenta en: ambientes cerrados sin ventilación natural; ambientes que concentren muchas personas; actividades como cantar o gritar; ambientes cerrados con sistema de aire acondicionado con circuito cerrado, sin un sistema de recambio del aire. Es importante destacar que estas medidas no excluyen las precauciones básicas de mantener las distancias, desinfectarse las manos y usar mascarillas.

Te puede interesar