El Gobierno nacional acusó a grandes empresas de consumo de generar desabastecimiento

Las empresas imputadas por faltantes de productos tienen 5 días para normalizar entregas o de lo contrario podrán enfrentar sanciones de hasta 10 millones de pesos.
GONDOLAS DE SUPERMERCADO
Las empresas de consumo masivo imputadas tendrán un plazo de 5 días hábiles para retomar la comercialización.

El Ministerio de Desarrollo Productivo imputó a un grupo de empresas líderes en la elaboración de productos de consumo masivo tras verificar faltantes en las góndolas que llevaron un proceso de fiscalización por parte de los inspectores de la Secretaría de Comercio Interior.

Fuentes de la cartera que conduce el ministro Matías Kulfas explicaron que a raíz de esta acción se comprobó una importante caída de la producción o en la distribución de diversas gamas de productos

Intimación y sanciones

Una vez que la compañía es notificada tiene un plazo de 5 días hábiles para retomar la producción y comercialización en los niveles de capacidad máxima. De no cumplir con este último ítem las firmas pueden tener sanciones que van desde los $500 a $10.000.000.

"El objetivo, de todos modos, no es sancionar sino que vuelvan a producir para poder abastecer de mercadería los puntos de venta", detallaron fuentes del Ministerio de Desarrollo Productivo a la agencia Télam.

Las mismas fuentes explicaron que "la imputación es un proceso administrativo que implica la apertura de un expediente de oficio en el cual se registran las actuaciones de la secretaría, la información que se recolectó y el motivo de la imputación".

Si la información que remite la empresa da cuenta que retomó el normal abastecimiento, se termina el proceso administrativo, pero si la información es insuficiente o si no la presentan, se avanza en el proceso de multa, a pedido de la Subsecretaría de Acciones para la Defensa de las y los Consumidores.

Las empresas pueden apelar en la Justicia y a partir de ahí el proceso se ajusta a los plazos judiciales.

Los argumentos de las imputaciones

Las imputaciones se realizaron por la presunta infracción a la resolución 100/2020 (Precios Máximos) que conforma un incumplimiento a la Ley de Abastecimiento.

El Gobierno informó que tras identificar los faltantes en góndolas, los inspectores fiscalizaron los centros de distribución y constataron que desde las empresas proveedoras hubo inconvenientes en la entrega de mercadería.

Posteriormente se realizaron requerimientos de información sobre stocks e inventarios durante los meses de noviembre y diciembre de 2020, y enero de 2021 a las empresas proveedoras.

La Secretaría de Comercio Interior informó que imputó a Mastellone, Fargo, AGD, Danone, Molinos Cañuelas, Bunge, Molinos Río de la Plata, Unilever, P&G, Paladini y Potigian, por retención en sus volúmenes de producción o falta de entrega de determinados productos de consumo masivo.

Te puede interesar