Personas mayores: el desafío de adaptarse a la virtualidad

En tiempos de pandemia, el Área de Inclusión y Calidad de Vida de la UNL desarrolló talleres virtuales destinados a personas mayores. El objetivo es reestructurar rutinas, reducir el aislamiento y brindar espacios de contención.
03_Coro_Adultos_Mayores

El aislamiento social, preventivo y obligatorio generado por la pandemia de COVID-19 impactó en la vida cotidiana de todos y todas. Particularmente en las personas mayores, la actual situación de aislamiento, alteró sus rutinas generando sedentarismo e impactando en la salud física y mental, es decir, en la calidad de vida de nuestros mayores.

En estos más de 220 días de aislamiento, el Programa de Adultos Mayores del Área de Inclusión y Calidad de Vida de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) trabajó para reestructurar las rutinas de las personas mayores a través de la continuidad de los talleres bajo la modalidad virtual. Si bien al principio la virtualidad fue un gran desafío, desde Inclusión afirman que se adaptaron muy bien al uso de las tecnologías y se obtuvieron muy buenos resultados.

“El objetivo fue reestructurar las rutinas de nuestros mayores a través de talleres virtuales que brindaron la posibilidad de encontrarse con sus pares, de reducir el aislamiento, fortalecer vínculos y brindar un espacio de contención. Se apuntó a implementar las medidas necesarias contribuyendo a la salud mental de este colectivo, sosteniendo el valor de la ocupación y de la actividad significativa como un medio genuino para su bienestar, afirmó Pamela Bordón responsable del Área de Inclusión y Calidad de Vida.

Actualmente, un total de 197 personas participan de los talleres en la modalidad virtual. Se brindan desde diferentes soportes de comunicación como, por ejemplo, a través de Whatsapp, Zoom, correo electrónico o Jitsi. Esta posibilidad, les devolvió a las personas mayores algo de lo perdido en esta situación de aislamiento, quienes supieron aprovechar esta oportunidad con entusiasmo y aceptando sus desafíos.

La experiencia del taller de Coro

Coral III UNL, dirigido por el profesor Mauro De Giovanni, está compuesto por 37 personas –jubilados docentes y no docentes de la UNL e integrantes de la comunidad santafesina–, y realiza semanalmente sus ensayos de manera virtual. De Giovanni se comunica por videollamada de Whatsapp para dar las indicaciones de los ensayos, envía una grabación de la canción y cada integrante del coro ensaya en su casa, se filma y ese video es cotejado con la grabación de base enviada por el director.

Una de las actividades propuestas fue cantar el Himno de la UNL. “Para lograrlo cada integrante usó un reproductor de audio y otro dispositivo para filmarse, debían cantar escuchando con auriculares la pista de base que les había enviado para cantar todos al mismo tiempo. Para unificar todas esas grabaciones realicé la edición de audios y videos”, manifestó Mauro De Giovanni director de Coral III UNL. 

ABC Noticias|Redacción

El Portal del Área Metropolitana Santa Fe.

Te puede interesar