Recomendaciones para evitar ser víctimas de estafas online

La Defensoría del Pueblo asegura que "las estafas online, al igual que las telefónicas, se han incrementado en los meses de la pandemia".
ESTAFAS TELEFONICAS
Remarcaron que muchos de los llamados recibidos no corresponden a códigos de área de la provincia de Santa Fe.

La Defensoría del Pueblo de Santa reiteró una serie de recomendaciones a tener en cuenta para evitar ser víctimas de estafas online que, al igual que las estafas telefónicas, se han incrementado en los meses de la emergencia sanitaria como consecuencia del Covid 19. Esta última información surge a partir de una reunión mantenida entre la Defensoría del Pueblo de Santa Fe y el Ministerio Público de la Acusación (MPA).

En dicho encuentro, desde el MPA recordaron que los modos en que se realizan estas estafas, en todos los casos, las víctimas, a través de una artimaña o un engaño, brindan el usuario y la contraseña de homebanking y/o clave token para realizar una supuesta transferencia de dinero a esas cuentas.

Por otra parte, remarcaron que muchos de los llamados recibidos no corresponden a códigos de área de la provincia de Santa Fe, motivo por el cual la defensoría compartió esta información con otras defensorías del país con el fin de poder llevar adelante acciones coordinadas de prevención.

Situaciones más frecuentes

Las situaciones más frecuentes para concretar los engaños o estafas son las siguientes:

-ANSES - Reparación Histórica: en este caso la víctima recibe un llamado donde una persona se presenta como empleado de ANSES, el mismo le manifiesta que debe cobrar una reparación histórica por algún familiar fallecido o por alguna mala liquidación de la jubilación de la persona engañada. Es ahí donde le piden que se dirija a un cajero automático para poder realizar la acreditación del dinero, que en realidad después va a terminar brindando claves o transfiriendo plata.

-ANSES - IFE: la víctima recibe un llamado de una persona que dice ser empleado de ANSES, el que le manifiesta que ha sido beneficiado con el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) que otorga el gobierno, pero que para poder recibir el dinero necesita una cuenta y dirigirse al cajero.

-Premio: la víctima recibe un llamado de una persona -supuestamente de una empresa telefónica o casa de electrodomésticos- que le manifiesta haber sido ganadora de un premio, y que para poder recibir el dinero deberá realizar un depósito en concepto de pago de impuestos, el que luego le será reintegrado con el monto del premio. Por lo general, logran que la víctima se dirija al cajero y mediante un engaño le solicitan las claves y contraseñas.

A la modalidad de premio también se le suma la de ventas de automóviles por Mercado Libre, en donde se les solicita un depósito por el flete del vehículo o un adelanto de dinero por la venta. Luego ya no hay más contacto con los estafadores. En este sentido, suelen ser falsos todos los avisos con frases como: “vendo urgente por viaje”, “vendo urgente porque me salió un negocio”, “vendo urgente porque necesito el dinero”, así como avisos y comunicaciones que ofrecen en forma fraudulenta financiaciones para compra de unidades 0 km a través de redes sociales con precios de venta considerablemente menor al precio real de mercado del vehículo.

-Compras por Facebook: en esta modalidad la víctima ingresa a perfiles falsos de venta de diferentes productos, generalmente de ropa o calzado, depositando dinero por la compra, pero la misma nunca es entregada. Al advertir la maniobra la víctima intenta ingresar al perfil pero este ya no aparece.

-Ventas por Facebook: en esta modalidad la víctima publica algo para vender (autos, motos, muebles, PlayStation, etc.), desde un perfil o al número que publican se comunica una persona con intenciones de comprar. Luego de la negociación y de arribar a un acuerdo, la persona interesada en comprar le solicita un número de CBU para transferir el dinero, aduciendo que es de otra localidad, que no puede viajar a la brevedad y que no quiere perder la oportunidad de la compra. Luego de unas horas se vuelve a comunicar y le dice que debido a un problema en el sistema el banco retuvo el dinero, a él se lo descontaron, pero no aparece en la cuenta de la víctima, por lo que para destrabar el dinero deberá acercarse a un cajero y seguir las instrucciones.

Otra modalidad a tener en cuenta es la venta y posterior desconocimiento de la compra. Esta modalidad consiste en que en el momento que el producto comprado ya se encuentra en el correo para ser despachado, el comprador hace el desconocimiento de la compra y quien realizó la venta se queda sin el producto y tampoco logra cobrar por la venta realizada.

-Venta por Facebook con intermediación financiera: en esta modalidad la víctima publica algo para vender, desde un perfil o al número que publican se comunica una persona con intenciones de comprar, luego de la negociación y de llegar a un acuerdo, la persona “interesada” en comprar le solicita los datos personales y de la cuenta bancaria para hacer la transferencia. Luego le deposita un valor mayor -supuestamente por error-, por lo que el comprador le solicita a la víctima la devolución de lo transferido de más, cuando en realidad lo que se hizo fue lo siguiente: con los datos aportados por la víctima, el supuesto comprador solicitó un préstamo a nombre de la víctima, en una financiera privada, y el dinero de dicho préstamo le fue depositado en la cuenta bancaria de la víctima que desconociendo dicha maniobra termina transfiriendo ese monto.

Para tener en cuenta

-Tener presente que todos los trámites relacionados con solicitudes de dinero, tarjetas de crédito, préstamos, turnos en cualquier entidad, etc., son PERSONALES, y nadie lo puede hacer por uno. En caso de que le lleguen mensajes por Whatsapp sobre supuestos concursos y un link para poder acceder a los premios, no cargar datos personales en las páginas a las cuales nos derivan (técnica del phishing).

-No brindar datos personales a través de llamadas telefónicas, mensajes y/o correos electrónicos. Tampoco ingresar en enlaces o descargar archivos adjuntos si se tienen dudas sobre la procedencia de un correo y también reforzar la seguridad de los dispositivos electrónicos.

-No cargar ningún tipo de información personal en páginas a las cuales se accedió a través de links que llegan por medio de correos o mensajes. Siempre se debe ingresar en las páginas oficiales de los entes estatales para asegurarse de que no estamos ingresando a páginas duplicadas que, en relación a los colores, logos, distribución, son exactamente igual a las oficiales pero la dirección URL es distinta.

-Tenga presente que el personal de entes oficiales no visitan los domicilios particulares. Los trámites personales se inician a través de los canales oficiales de la entidad.

-Evitar los enlaces de correos electrónicos y anuncios. Si una entidad quiere ofrecer algún descuento lo debe hacer a través de sus páginas oficiales, no a través de mensajes en cadena, comentarios o eventos.

-Recordar que los trámites son GRATUITOS. Nadie le debe cobrar para realizar la gestión.

Algunas recomendaciones

-Nunca se deben dar datos a personas desconocidas que llaman por teléfono, mandan un mensaje, se comunican por redes sociales o por correo, sobre los números de las tarjetas o de las cuentas bancarias, código de seguridad de la tarjeta, CBU, Alias de CBU o cualquier otra identificación.

-No hay que acceder a ser guiado telefónicamente para generar claves, utilizar cajeros automáticos, o realizar transferencias para cobrar un premio.

-Revisar periódicamente el estado de cuenta bancaria para ver que no se hayan hecho transacciones desconocidas y ante cualquier inconsistencia de algún dato, consultar con los canales que se ponen a disposición cuanto antes. Tener activadas alertas sobre movimientos en nuestras cuentas.

-Se recomienda hacer compras digitales sólo en sitios oficiales y seguros. Se sugiere verificar que la dirección de la página cuente con el prefijo https y un candado verde cerrado.

-Hay que considerar que, en las redes sociales, los usuarios pueden encontrar páginas falsas, anuncios fraudulentos o enlaces maliciosos en los comentarios.

-Se recomienda no almacenar datos de pago, ya que si por alguna casualidad se compromete la seguridad de la tienda online que se está usando o roban las credenciales, intentarán utilizar esos datos para realizar compras sin consentimiento.

-Se aconseja realizar las compras online desde un dispositivo actualizado y protegido por un antivirus.

-Al momento de realizar compras en forma digital, hacerlo en sitios reconocidos, escribir manualmente la dirección de Internet y evitar la ayuda de buscadores.

-Utilizar, siempre que sea posible, conexiones seguras, redes conocidas como en una casa o el trabajo, y no operar en redes desconocidas, mucho menos en redes públicas ya que el riesgo de sufrir un problema se incrementa.

-Desconfiar de las ofertas que llegan por WhatsApp u otras aplicaciones, emails desconocidos, ventanas emergentes y en especial en las redes sociales que son inseguras. También hay que prestar atención a los medios de pago que ofrecen las páginas web. En general, los sitios que solo aceptan transferencias bancarias suelen ser poco confiables.

Te puede interesar