Se evaluó con actores productivos las obras necesarias para los Bajos Submeridionales

Los ministros Costamagna y Frana se reunieron, en la Estancia Las Gamas, con representantes de los departamentos Vera, 9 de Julio y General Obligado, y autoridades de las sociedades rurales de Reconquista, Tostado y Vera.
REUNION POR LOS BAJOS SUBMERIDIONALES
Los ministros Costamagna y Frana mantuvieron reuniones en le norte de la provincia de Santa Fe.

Los ministros de Infraestructura, Servicios Públicos y Hábitat, Silvina Frana, y Producción, Ciencia y Tecnología, Daniel Costamagna, analizaron con los principales actores productivos y sociales las obras necesarias para los Bajos Submeridionales, durante un encuentro que se desarrolló en la Estancias Las Gamas, departamento Vera.

En ese marco, se expuso la situación actual que atraviesa a los Bajos Submeridionales, pero también se avanzó en la planificación de obras y medidas necesarias para el corto, mediano y largo plazo, que respondan a las problemáticas preexistentes en la zona.

Durante el encuentro, la ministra Frana ratificó que “este tema de los Bajos Submeridionales es una política de Estado y un objetivo de gestión"; y recordó que el gobernador Omar Perotti "lo demostró tanto en sus reuniones en Buenos Aires, buscando financiamiento para estas obras, y en los acuerdos con los gobernadores de las provincias de Chaco y Santiago del Estero”.

“Vinimos a retroalimentarnos de información, a escuchar y a trabajar juntos con los actores locales, para tomar las mejores decisiones, para que los proyectos definitivos y el financiamiento se destinen a donde la gente de la región mejor conoce, y de esa manera lograr el objetivo de potenciar esta región como un polo de desarrollo productivo, de generación de empleo, y cuando todo esto sucede claramente se trasunta en la dignidad de vida de la gente de la región”, concluyó Frana.

A su turno, el ministro Costamagna señaló que “estamos en una zona vulnerable donde el equilibro es muy delicado. Todo este paisaje de los bajos, nos indica que cuando se piensa en poner en valor y en producción esta zona, hay que hacerlo desde un lugar criterioso, ordenado y con los actores locales. Hablamos de un abordaje integral, social, educativo y teniendo en cuenta también a la salud, aspectos necesarios que nos llevan a tener una mejor productividad”.

“Por eso aquí convocamos a todos, legisladores, autoridades municipales y comunales, entidades y técnicos para afrontar el gran desafío de poner en valor esta región. El contexto no es el mejor pero creo que en las crisis existen también oportunidades. La generación de valor agregado a partir de la transformación de granos en proteínas de la que tanto se habla, genera inclusión y arraigo, y en este territorio hay mucho de eso por hacer. Creo que estas 3 millones de hectáreas son un desafío enorme que tenemos todos los santafesinos”, subrayó el ministro.

Finalmente, el coordinador de la Comisión de Bajos Submeridionales de Carsfe, Mario Saldivar, señaló que "fue una reunión muy buena, donde pudimos ponernos al día con la información acerca del mantenimiento de obras existentes, particularmente de la red de canales y de la red caminera del norte santafesino. Hemos visto una respuesta positiva, ya que se están reacondicionando rutas importantes, aunque todavía hay mucho trabajo por hacer en los tres departamentos del norte provincial".

Gestión integrada del recurso hídrico

En el mes de febrero, el gobernador de la provincia, Omar Perotti, participó de la firma de un convenio con sus pares de Chaco, Jorge Capitanich, y de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, con el fin de promover la ejecución de un Plan Director Hídrico dentro del área delimitada de Bajos Submeridionales en la cuenca abarcativa de las tres provincias. La jornada se desarrolló en la ciudad de Resistencia, Chaco, y contó con la presencia de los ministros del Interior, Eduardo De Pedro, y de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis.

En la oportunidad, acordaron promover un plan de obras en la región hídrica de los Bajos Submeridionales que implicaría una inversión total cercana a los $6000 millones (entre fondos nacionales y provinciales) para resolver los problemas de anegamientos y sequías que afectan a la producción en esas tres provincias.

Con el proyecto, de obras aliviadoras y de regulación del agua, también buscan recuperar la producción de 3.000.000 de hectáreas destinadas a la ganadería que se verían beneficiadas con el plan de infraestructura hídrica.

Te puede interesar