Preocupación en Juntos por el Cambio por la situación de transportistas escolares

El bloque de legisladores nacionales y provinciales de Juntos por el Cambio manifestó su preocupación por la situación que atraviesan los transportistas escolares y solicitaron medidas urgentes.
0001895070

Desde Juntos por el Cambio manifestaron que “el objeto principal de la iniciativa es  visibilizar la ausencia de receptividad y respuesta por parte del Poder Ejecutivo de la Nación,  ante las adversidades que atraviesa un sector que se ha caracterizado por su comprensión y  adhesión a las medidas dispuestas para la prevención de la expansión del coronavirus”.

Esta actividad, cuya parálisis comenzó aún antes del dictado del DNU 297/20 que  estableció el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO), agrupa a más de 4.500  transportistas, afectando a un total de 6.000 familias.

Cabe destacar que el cuidado de niños en tránsito debe ser ejercido por personal  preparado para ello y con roles específicos, que debe sumarse al conductor, atento que los  niños deben ser controlados durante el viaje y conducidos en el ascenso y descenso, además  de todos los aspectos de seguridad que resultan necesarios.

“Estamos ante una actividad que cumple sus obligaciones y da trabajo. Sin embargo,  pertenecen a un segmento económico que (aún cuando no le resulta sencillo pagar sueldos o  hacer frente a deudas devengadas por impuestos y patentes) en su mayoría posee categorías  de monotributo superiores a las que han sido impuestas como tope para el pago del IFE  (Ingreso Familiar de Emergencia), impidiendo su acceso a ese socorro. Y, el 90% de ellos no cotiza con status bancarios que permitan desahogos crediticios”, manifestó la diputada nacional Ximena García, quien encabeza a los numerosos firmantes del proyecto.

Para ellos es dificultoso afrontar los costos de la actividad ya que deben abonar  seguros especiales, patentes onerosas, costos de registro, y cargas laborales de aquellos  empleados inscriptos que posean. A su vez, transitan una situación de gran incertidumbre ya  que su recuperación depende del reinicio del ciclo lectivo presencial, donde los protocolos  exigirán mayores distancias entre los niños transportados, poniéndose en riesgo,  directamente, la subsistencia alimentaria, tanto de los propietarios de las unidades como la de  sus familias.

Debemos marcar a su vez que el proyecto fue replicado en varias legislaturas  provinciales del país, en el caso de Santa Fe estuvo a cargo del diputado Alejandro Boscarol.

Por último la legisladora santafesina expresó: “creemos que la declaración de  emergencia nacional del Sector del Transporte Escolar, es el marco para la implementación  de muchas medidas que no solo atenúen la crisis actual, sino que también ayuden a su  reactivación, siempre respetando el marco sanitario que la coyuntura exige”, y concluyó, “las  medidas no implicarían un impacto significativo a nivel presupuestario, ya que podrían  aplicarse políticas públicas nacionales sostenible a través del aporte de tarjetas alimentarias,  facilidades administrativas, moratorias, exenciones, u otras acciones concomitantes que, para  estos trabajadores y trabajadoras, significarían un gran aporte”.

El proyecto cuenta con la firma de los diputados nacionales: Ximena Garcia, Silvia Lospenato, Camila Crescimbeni, Lorena Matzen, Roxana Reyes, Julio sahad, Federico Angelini, Estela regidor, Graciela  Ocaña, Mario Arce, Julio Sahad, Álvaro Lamadrid, Hernan Berisso, Luis Pastori, Antonio Stefani, José  Nuñez, Ezequiel Lagan, Caro Castets, Mercedes Joury, Gisela Scaglia, Alicia Fregonese, Aida Ayala,  Pablo Torello, Soher El Sukaria, Ingrid Jetter, Adriana Caceres, Carmen Polledo, Dolores Martínez,Diego Mestre, Alicia Terada, Gustavo Menna, Ignacio Torres, Claudia Najul, Gabriela Lena, Carla  Carrizo, Juan Martín, Federico Zamarbide, Jorge Enríquez, Natalia Villa, José Luis Riccardo, Martín  Berhongaray, Lidia Azcarate, Jorge Vara.

ABC Noticias|Redacción

El Portal del Área Metropolitana Santa Fe.

Te puede interesar